PRI: LE CUMPLE A MÉXICO O SE ACABA PARA SIEMPRE

Si el PRI permanece con vida es porque muchos mexicanos le concedieron(imos) una última oportunidad en las elecciones pasadas, en las que se les alentó para que se unieran con el PAN y el PRD para formar un frente común en contra del dictador que se apoderó ilegítimamente de la presidencia del país.

Y se dice que ilegítimamente, no porque no haya obtenido los votos suficientes, sino porque habiendo protestado cumplir y hacer cumplir la ley no lo ha hecho en absoluto, situación que le deslegitima. Le lanza fuera de la ley convirtiéndole en un proscrito, en un enemigo del orden legal.

La senadora Lilly Téllez se lo dijo de manera precisa y directa: “¡VIOLADOR SERIAL DE LA CONSTITUCIÓN!”. Ante semejante conducta y amenaza para México, los ciudadanos que obedecen la ley y quieren vivir en un estado de derecho, rechazamos absolutamente el modelo de país que pretende imponernos el tabasqueño. Decidimos desde hace algunas décadas el modelo de gobierno democrático y queremos permanecer en él. Nada de caballos de Troya que entren a la ‘polis’ al amparo de la democracia y nos traigan una vulgar dictadura. La farsa y engaño pseudo político orquestado por López Obrador y su gente (para no decir secuaces; aunque muchos de ellos sí lo son son) es tan burdo y simple que su escenario permitió ver de inmediato sus verdaderas intenciones detrás del telón.

En su desvergüenza lanzó como programa de gobierno su proclama «primero los pobres», mentira, que como las decenas que repite a diario al modo del nazi Goebbels son simple palabrería, retórica de la más baja estofa. Pronto se vio que no se trata de mejorar las condiciones de vida de los pobres, sino de hacer pobres al resto de los mexicanos. De acabar con las clases medias (no se diga con los ricos y poderosos), ya que de acuerdo a su mentalidad acomplejada y revanchista, a las personas con estudios y deseos de una vida mejor no se les puede controlar y mucho menos manipular, de ahí su prisa por acabar con la economía, las empresas, y las gentes pensantes.

Su programa, copiado vulgarmente del chavismo/madurismo (hasta para eso es perezoso y sin creatividad) es empobrecer lo más rápido posible a los mexicanos, pues entre más pobres, más pronto se podría perpetuar en el poder y hacerse del control total (él y su grupo); plan en el que las ayudas a jóvenes, viejos, mujeres y otros grupos son parte fundamental. Ayudas que una vez que se tuviera el control ya no existirían, pues no habría negocios suficientes que pagaran impuestos para tanto parásito; además de que ya no serían necesarias ¿para qué si ya no habría opositores fuertes?

Otro punto fundamental para esta farsa que pretende pasar como gobierno democrático (cuando lo cierto es que se trata simple y llanamente una autocracia en vías de dictadura); es la complicidad descarada con las bandas del narcotráfico. Las elecciones de junio pasado disiparon cualquier duda. Ganar todas las gubernaturas en el corredor del Océano Pacífico para Morena (con la intervención directa del narcotráfico) ratificó la unidad entre unos y otros. Impunidad total para estos envenenadores y criminales.

Esta terrible situación condujo a los mexicanos que no están de acuerdo con el actual gobierno a unir votos y criterios para quitarle a López Obrador el poder del Congreso lo cual se logró en las elecciones pasadas. El mandato ciudadano fue por demás claro y el PRI tiene que entenderlo y responder a sus votantes. Su compromiso es triple: primero porque al concedérseles el voto, su responsabilidad primera es con sus votantes, no con su partido, ni con los otros grupos partidistas haciendo tenebra y cuestionables y oscuras alianzas. Se les dio el voto para que fueran sus representantes (con todo lo que esto significa y conlleva), no los dueños de su voluntad.

Segundo: se les hizo saber que para que pudiera dárseles el voto y pudieran ganar, tenían que unirse al PAN y al PRD para hacer un frente común en beneficio de México. Por su cuenta, ninguno de los tres partidos habría ganado y los de MORENA hubiesen quedado de nuevo con el control total del Congreso.

Tercero: que esta alianza, aunque impensable en otros tiempos y condiciones, en este momento resulta indispensable para rescatar a México de la desgracia y la ruina. Si algún dirigente o diputado del PRI piensa ingenuamente que nada de esto pasará, tenga por seguro que está engañado, carece de objetividad y su visión política está empañada por la arrogancia, la ignorancia y la necedad. El futuro de México está en gravísimo riesgo y se necesita que los diputados, hombres y mujeres, voten a favor de México y no de su interés personal.

El verdadero patriotismo no es cantar el himno y aparentar ‘amor’ por el país. Este se demuestra con el compromiso pleno, en el anteponer el interés de los mexicanos antes que el propio (y a la carrera política personal; que valga advertírselos, con López Obrador no tienen ninguna). Queda claro que no lo conocen. No han analizado bien su vida. Les amenaza porque quizá la mayoría tiene historias no positivas del todo. Al respecto, tendrán que entender que son ladridos de can amarrado, pues el presidente CARECE ABSOLUTAMENTE DE TESTIMONIO DE INTEGRIDAD, jamás ha trabajado en nada, jamás ha construido nada en el país que no sea la división, la violencia y el desmadre.

     Los diputados priístas están obligados moral y legalmente a velar por México y los mexicanos, a responder a sus electores, a OPONERSE A LA ABSURDA CONTRARREFORMA ELÉCTRICA del tabasqueño, que lo único que quiere es empobrecer al país, amafiándose para ello con los sindicatos fuertes (Pemex, CFE y demás), y ahuyentando las inversiones del exterior.

Así que más que traicionar al PAN y al PRD —si apoyaran a AMLO— nos traicionarían a todos los mexicanos, en especial, a los que votamos por ustedes. En un acto ineludible de conciencia y responsabilidad deben aceptar que se deben a los ciudadanos que les eligieron, no a su partido ni su grupo. No nos traicionen, respondan con integridad y compromiso, pues de lo contrario el PRI se acabaría para siempre.

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com