AYOTZINAPOS: UN TEMA DE HARTAZGO

Por alguna razón desconocida o precisamente muy conocida (el intento de tumbar al gobierno federal encabezado por el Presidente Peña Nieto), el trillado tema de los ayotzinapos ha llegado al hartazgo social. No hay noche en que los noticieros televisivos o mañana en que los diarios nacionales o locales, la radio no se diga, no empiecen con notas acerca de este indigesto tema.

¡Que los padres de los chamacos asesinados (aunque ellos absurdamente los quieren vivos) dijeron esto, que su protagónico abogado –un perfecto desconocido hasta antes de este suceso- dijo lo otro, que los de la CIDH declararon  tal cosa, que Alvarez Icaza otra y perengano otra más, han llevado las cosas a un punto verdaderamente repulsivo, de apagar la tele, cerrar el periódico o apagar la radio!

Ningún país puede vivir y sostenerse de pie con una cofradía integrada por golpistas, anarquistas, carroñeros sociales, medios amarillistas y demás, cuyo tema único son los chamacos asesinados en iguala. La vida no es así. La vida sigue su curso y sin desatender el estado sus funciones en la aplicación de la justicia (para todos los casos y no nomás a uno en especial), debe abocarse a la atención y resolución de los múltiples problemas que aquejan al país pues nadie en su sano juicio negaría su complejidad.

Pretender la atención nacional y del estado exclusiva para estos crímenes además de irracional, exhibe la intención política de sus promotores. La escuela guerrillera de Ayotzinapa es un punto perdido en la geografía de México y si algunos de sus alumnos delinquieron y murieron (traían cuatro camiones robados de a $2’000,000.00 de pesos cada unidad, gente armada y haciendo todo tipo de desmanes en la madrugada y a 150 kilómetros de su escuela) en buena medida se lo buscaron. No estaban en clases aprendiendo a formar y educar niños de primaria. Andaban haciendo lo que no se debe, obrando fuera de la ley.

La falsa izquierda política de México (AMLO, PRD, PT,  y demás) fue la que apoyó el narco gobierno municipal de Iguala; autores intelectuales a final de cuentas de la matanza de los chamacos –en contubernio con las bandas criminales locales y la complicidad de las policías municipales-. Sin embargo su cinismo quizá no tiene antecedentes en la historia nacional, pues en lugar de dar la cara ante el pueblo mexicano y reconocer su yerro, durante todo este tiempo con absoluta maldad se han dedicado a cambiar la historia y los hechos para acusar de todo al gobierno federal, que dicho sea de paso no tiene nada que ver en estos crímenes.

En su perversa acción han recurrido a todo tipo de artimañas, todas deleznables en origen e intención, utilizando incluso a los padres de los chamacos asesinados como veletas para sus fines. Los han paseado por medio mundo y ni siquiera les han dejado llorar su duelo. La causa sin causa es el fin que justifica sus torcidos medios, entre los cuales cuanta ONG internacional se ha prestado y sumado para la farsa.

     En su insano deseo han recurrido al desprestigio internacional para nuestro país y el deterioro moral de la República y sus instituciones (lo cual es una verdadera traición a la Patria), abriendo de par en par las puertas a toda clase de extranjeros que han venido a enturbiar todavía más, las revueltas aguas (con el pretexto de los ayotzinapos), violentando el orden constitucional ¿En qué posición quedan entonces las instituciones públicas de la Nación?

A tal punto se ha llegado que un árabe llamado Zeid Ra’ad Al Hussein que ostenta el pomposo título de “alto comisionado” para los derechos humanos, entre otras cosas ha venido a decir a México que “el Ejército se tiene que retirar de las calles y hacer suyo el malintencionado informe de sus colegas de la CIDH” ¿Por qué no va a decir eso al presidente sirio Bashar al-Asad? ¿Por qué no va a defender los derechos humanos en Irán, en Irak, en todos los países dominados por el violento islam, en el Magreb, vaya, por qué no va a reclamar los derechos humanos de los mexicanos asesinados en Egipto ¡esos sí por el ejército y a la vista de todos!? No es lo mismo caminar entre las balas y los terroristas de verdad, que hospedarse en hoteles de cinco estrellas y viajar a lo grande con gastos pagados.

Aberrante y opuesto a todo sentido legal y republicano, resulta entonces la invitación de la procuradora federal Arely Gómez a otro grupo de “expertos” (uno más) para que vengan a hacerle el caldo gordo a López Obrador y sus huestes golpistas. La soberanía de México está siendo vulnerada no solo por AMLO, sus huestes y los tontos útilessino por el estado mexicano mismo al abrir las puertas a organismos y ONG’S extranjeras que nos están viniendo a decir qué sucedió –según ellos y sus planes desestabilizadores para nuestro país- y qué se debe de hacer, pisoteando de paso la Constitución.

Concluimos con unas palabras de Andrés Henestrosa refiriéndose al Presidente Juárez, no sin antes repetir que el tema de los ayotzinapos a la mayoría de los mexicanos nos tiene absolutamente hartos, hastiados: “…Cuando habla de los enemigos de México, sabe quiénes son, en dónde están y cómo hay que vencerlos”, entendidos de que el Presidente Benito Juárez conocía el valor y uso exacto de las palabras, como nos recuerda su paisano Henestrosa: “Habla para todos y no para unos cuantos. No hablaba en clave, sino en lenguaje de la calle, sin que por ello descuidara el rigor gramatical… pastor de palabras, las ponía en fila, en orden, una tras otras, sin que ninguna se saliera del carril y de las reglas” (Juárez en mi Alma, págs., 278, 266) ¿El gobierno de México sabe quiénes son sus enemigos y ha cuidado que sus palabras no se salgan del carril de la Constitución? A lo que se ve no ha sido así ¿o usted que considera estimado lector?

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

E-mail: mahergo50@hotmail.com

AYUNTAMIENTOS S. A. DE C. V.

Solo quien no conoce la historia política de Dante Delgado (dueño de Movimiento Ciudadano), Enrique Alfaro, Enrique Ibarra, Pablo Lemus y todo el séquito de emecistas que les acompaña, puede creer la sarta de mentiras con las que engañaron a la mayoría de sus electores. Sí, porque no se puede desestimar que otros les apoyaron deliberadamente, lo cual implica alguna reciprocidad. Como tampoco podemos desatender el hecho que vivimos una época en la que las ideologías están a punto de la extinción y la generosidad social no se diga.

Confundir ese meloso romanticismo de las redes sociales, de justicieros de todo tipo, de ciertos defensores de animales y de un significativo sector de la población desconocedor de la historia, poco enterada y menos informada realmente de lo que sucede en la Nación –pero que opinan como si estuvieran al tanto- y pretender que su criterio sea el que marque el rumbo para el país; es tanto como entregar un avión 727 a alguien que solo ha conducido avioncitos de feria pueblerina.

Mentes que por lo general consideran que dar la contra al establishment asegura encontrarse en la verdad; posición casi siempre falsa ¿Se imagina usted si no hubiera estado como se comportaría el hombre caído, el caos en el que se sumergiría la sociedad?

Lamentablemente algo parecido está ocurriendo en la zona metropolitana de Guadalajara. Estos días hemos visto tomar posesión de los Ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, San Pedro, Zapotlanejo y Tlajomulco, a una galería de demagogos e improvisados, cuyo arribo obedece fundamentalmente a dos cosas: A la pésima gestión de los partidos políticos de siempre (convertida en hartazgo social), y a la oportuna entrada del partido propiedad del señor Dante Delgado.

Los líderes de Movimiento Ciudadano supieron entender el hartazgo social y capitalizarlo a través de una novedosa (y costosísima) campaña que incluyó todos los medios tradicionales, así como la intromisión en las redes sociales y cuanto espacio hubo en internet. Donde le picara el posible votante aparecía Alfaro & socios, ya fuera youtube, Facebook, etcétera, sin que los encargados de vigilar la contienda dijeran esta boca es mía.

De esta manera la nueva compañía de redentores de la zona metropolitana de Guadalajara, integrada por falsos líderes de izquierda (tienen de izquierdistas lo que Donald Trump de amor por los mexicanos), de empresarios que nunca han emprendido nada y líderes patronales que nunca se les ha sabido hayan tenido empresa alguna (al menos una que realmente valga y se conozca por su peso y trayectoria) se hicieron del poder.

Han prometido todo y muchos ciudadanos han seguido arrobados la flauta de Hamelín, la cuestión es que en lugar de sacar de la ciudad los bichos que infectaban, mantienen hipnotizados con sus mentiras a no pocos que han caído redonditos en el engaño ¿Cómo pueden hablar en contra del PRI y señalar cosa alguna Enrique Alfaro, Enrique Ibarra Pedroza y varios, cuando vida y fortuna hicieron justo en ese partido? Una persona congruente, poseedora de alguna ideología o cuando menos de principios morales sólidos, no participaría jamás con partido o grupo alguno ajeno a sus principios. Ellos lo hicieron y por muchos años.

El problema es que cuando no les dieron lo que querían (y su soberbia les hace creer que merecían) se salieron de ese partido y buscaron acomodo en otro donde pudiera brillar su narcisista personalidad. Problema que se ha agudizado al acomodarse tantos “astros” en contra de la sociedad.

De una cosa hay que estar seguros: el manejo mediático de esta nueva cofradía de próceres es único (su amigo Emilio González Márquez les ayudó, él también sabe de estas cosas), lo que les hace doblemente peligrosos pues además de falaces y demagogos, tienen a su favor el engaño en el que tienen a buena parte de la población, que cree cuanta promesa le hacen y cuanta cosa le digan; sin asegurarse nunca de que lo prometido se lo cumplan y lo escuchado sea verdad. Sobre todo en estos tiempos en que la realidad virtual puede ser abismalmente distinta de la verdadera realidad.

Por lo pronto muchos de estos próceres que en la iniciativa privada nadie les daría chamba debido a su perfil y arrogancia, hoy han convertido la mayoría de los ayuntamientos de la zona metropolitana en una Sociedad Anónima cuyo capital (el ellos, el de los nuevos funcionarios) será variable y téngalo por seguro que de aquí a tres años en franco aumento.

 

CIDH ¿SIMPLES VIVIDORES?

 

Ya salió el peine. La comisión Interamericana de Derechos Humanos está cobrando nada menos que $2’000,000 (dos millones) de dólares por “investigar” los hechos de Ayotzinapa. Asunto que además de violar la constitución, desvía los dineros públicos en tareas que competen única y exclusivamente a las autoridades mexicanas, para eso se les paga.

Qué lamentable resulta observar como cada vez más mexicanos están dispuestos a entregar el país a extraños. Un asunto (Iguala, Gro.) que se origina y acontece dentro de las actividades delictivas de los narcotraficantes de Guerrero  y socios en las autoridades locales del PRD (impuestas por López Obrador); absurdamente se quiere endilgar ahora con falacias al gobierno federal. Lo peor del caso que con el beneplácito de las huestes del Peje y de aquellos que creen que ir siempre en contra del gobierno es lo correcto. Anarquistas, pues, aunque sea en lo verbal.

Como también es lamentable que extranjeros habladores y perniciosos vengan a decirnos como estamos, cómo deben hacerse las cosas y de paso pagarles $2 millones de dólares que tanta falta hacen en la asistencia social (pregúntese a la multitud de usuarios sin servicio del IMSS) y que de ninguna manera se pueden justificar desde el ámbito legal ¿O usted que considera, estimado lector?.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

Email: mahergo50@hotmail.com

MC ¡MENTIROSOS CONSUMADOS!

En sus Memorias, Chateaubriand critica con dureza a esos individuos que no pueden vivir sin estar pegados a la ubre de los dineros públicos: «Hay grandes señores del Imperio unidos a sus pensiones por unos lazos sagrados e indisolubles, sea cual sea la mano de la que éstas procedan: una pensión es a sus ojos como un sacramento; imprime carácter igual que el sacerdocio y el matrimonio; ninguna testa pensionada puede dejar de estarlo; y como las pensiones han quedado a cargo del Tesoro, también ellos han quedado a cargo de él” (Tomo IV, págs. 2112-2113). Habrá que entender que las pensiones del gobierno francés no estaban asociadas a la edad, sino a los “méritos”.

     Desgraciadamente para México, su parnaso político está sobrepoblado de farsantes, bucaneros, charlatanes, bribones, bloferos, la mayoría de ellos incultos y toda una laya de ladrones. Es probable que las elecciones que se llevarán a cabo en unos días ofrezcan la peor oferta en más de un siglo. El desencanto es total, no hay por quien votar. Agréguele al asunto el tiempo y costo de las campañas en un país cansado y endeudado y el resultado es de pesadilla.

Un ejemplo, aunque la mayoría no están mejor. El dizque partido“Movimiento Ciudadano”, franquicia con dividendos multimillonarios y cuyo dueño, el señor Dante Delgado (ex gobernador de Veracruz) estuvo en la cárcel por los delitos de corrupción y peculado, que si bien logró salir tiempo después -¡Faltaba más, para eso está el poder judicial corrompido como casi todo en esta país!-, no quedó absuelto. Los cargos quedaron firmes.

El problema es que su franquicia a semejanza del Tartufo de Moliere, el Gil Blas de Le Sage, o el Catrín de la Fachenda de Lizardi, ofrece a los votantes una galería de individuos con doble moral, mentirosos consumados que aseguran venir a rescatar la Patria, cuando todos ellos son parte de los que la han hundido. Hagamos un recuento.

Del dueño del negocio nos abstenemos, ya quedó anotado. Iniciemos entonces con el señor Enrique Ibarra Pedroza, coordinador de los candidotes de M.C., que durante toda su vida fue un hombre fiel al PRI, partido en el que fue tres veces diputado federal, sub secretario en el gobierno de Jalisco y representante ante el IFE (entre otros cargos). Es decir, vida y fortuna se hicieron en ese partido.

Enrique Alfaro, junior del PRI, hijo de Enrique Alfaro Anguiano, presidente de la organización mafiosa estudiantil más nefasta en todo México llamada“Federación de Estudiantes de Guadalajara” (FEG). Organismo represor al servicio del régimen cuyo trabajo principal era ahogar toda expresión de democracia y aniquilar con sangre y fuego a la izquierda.

La persecución sangrienta contra los miembros del Frente Estudiantil Revolucionario (FER) y expulsión de la U. de G. incluso de cualquier simpatizante, son archivo histórico vivo de que este tipo de organizaciones son alérgicas a todo lo que se llame izquierda. Aunque habrá de decirse también, y tomando en cuenta al PRD y demás franquiciatarios de la vida electoral en este país, que la llamada clase política padece alguna especie de daltonismo en su orientación, nombrando “izquierda” a lo que siempre ha sido derecha. ¡Total! Las nuevas generaciones qué saben de ideologías. Lo suyo es la Tablet, el telefonito portátil y jugar tonterías que les distraigan a todas horas para no pensar. Pensar les cansa, y pronto, lo suyo es lo inmediato, la agresión fácil y el rumor sin fundamento.

Ver a algunos roqueros de entonces apoyar a Alfaro y cofradía, nos recuerda que no todos los roqueros se identificaban con la masa social, los pobres les daban urticaria. Para Alfaro, el entonces presidente de la FEG y luego premiado con la rectoría de la Universidad, así como para toda la mafia, todo el que viviera de la Calzada Independencia para arriba (sectores Libertad y Reforma) era un “mugroso”. Término peyorativo que indica por sí mismo el respeto por los pobres y clases medias.

Macedonio Tamez es otro caso, gringo de nacimiento (Texas), el otrora panista ahora busca una diputación por MC. ¿Creen que los ciudadanos olvidamos sus fechorías? Ayudémosle a recordar: cuando dejó la presidencia de Zapopan (2001-03) premió con bonos de $295 mil pesos a cada uno de sus regidores, a su vice con $350 mil, a la Directora del DIF con $540 mil y así por el estilo.

Para construir cinco puentes pidió $147 millones de pesos que finalmente se convirtieron en $ 200 y nomás construyó dos, gastando en los últimos días de su reinado $7 millones de pesos en publicidad (por aquello de la imagen y encandilar a los ingenuos). Pero lo peor estuvo en el JVC, en el que se encuentra  el Estadio Chivas; un predio de 60 hectáreas que por ley estaba obligado a entregar al municipio 9 (para jardines, escuelas, templos, centros de salud, etc.), pero que Macedonio Tamez se las “perdonó” a Vergara. Hagamos cuentas, 90 mil metros, barato a $3 mil, son nada menos que $ 2,700 millones de pesos ¿Un simple presidente municipal tiene semejantes atribuciones? ¡Por favor…!

Pablo Lemus, que por varios años se mantuvo como voz crítica, lamentablemente  escuchó el canto de las sirenas y sucumbió. Aunque quizá más que el canto de las sirenas sea lo que deja una regiduría (es obvio que no ganará la presidencia municipal) que en tres años les ofrece ingresos por más de $7 millones de pesos ¡Nada mal para un negocio en el que solo le invierten su maravillosa presencia!

Así que no nos vengan, al menos a los viejos que Dios nos ha concedido memoria, con el cuento de que son de “izquierda”. Tienen derecho ciertamente a participar en lo único que saben hacer ¡vivir del presupuesto! Lo que si no tienen derecho es a mentir a los ciudadanos y decir de sí mismos cosas que no son, sobre todo cuando ellos saben bien, que ni les interesa el pueblo ni su bienestar. Lo único que les interesa es seguir pegados de la ubre presupuestal, de la que siempre han mamado y por errores o por su soberbia (o incapacidad) les quitaron sus propios jefes.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

Email: mahergo50@hotmail.com

OBISPO VERA: DESMEMORIADO E INCONGRUENTE

El capítulo 23 del Evangelio de Mateo es la mejor descripción de los falsos líderes religiosos, de aquellos que sin tener el llamado o prefiriendo los beneficios del cargo, se alejan de Dios y sus deberes espirituales, para acercarse o dedicarse a las cosas del mundo. Jesús enderezó contra estos una reprimenda durísima, que de ser tomada en cuenta muchos se abstendrían de su atrevimiento.

Y es que es fácil esconderse en la sotana o en el hábito religioso. La ignorancia y la superstición temen consecuencias negativas de un Dios que no conocen, que si lo conocieran, sabrían quien le sirve a Él y quien se sirve de Él. Conociendo las Escrituras y el testimonio de las personas es fácil distinguir la farsa. Es imposible caer en el engaño y el temor derivados de la manipulación.

Para no irnos siglos atrás, basta recordar que en México el cristianismo popular está cargado de sincretismo. Su pobreza doctrinal ha formado generaciones de indigentes espirituales, más a causa de un pésimo y desobligado magisterio eclesial que por deseo personal. Y es que la ignorancia de la revelación divina (Biblia) permite la manipulación y el engaño. Un engaño capaz de ocultar la verdad escritural y fomentar la mentira, presentado a la crédula feligresía como agradable lo que a Dios le resulta abominable ¡Cosas veredes, mío Cid!

En ese juego de engaños algunos líderes han sumado pecado a su pecado, pues en lugar de retornar a la ortodoxia escritural y doctrinal se han metido al reino del César con la sotana puesta. Es el caso del obispo Raúl Vera de Saltillo, que a nombre de una delegación de 40 mexicanos pertenecientes a organizaciones de derechos humanos, se entrevistó esta semana en Berlín con las autoridades alemanas, para solicitarles que no le vendan armas al gobierno mexicano.

De entrada habrá que preguntarse si al supuesto obispo lo enviaron los maistros guerrilleros del sureste, los capos narcotraficantes, o ¿quién lo envió? Porque los mexicanos que se dedican a trabajar y sostener el país, los que participan en la vía democrática y están sometidos al imperio de la ley, que se sepa nadie lo envió. Escudado en la sotana el señor Vera se atrevió a pedirles a los germanos: “si ustedes firman este acuerdo, estarán apoyando a un Gobierno que utiliza a las policías contra el pueblo” (Mural, 4/Feb/2015).

En primer orden este apologista de la herética teología de la liberación ―así como sus anfitriones europeos― tiene que saber que Alemania y México son naciones que mantienen sólidas relaciones diplomáticas. El chisme y la calumnia carecen de validez protocolaria, además, las ONG no son entes diplomáticos, de ser así ningún país en el planeta quedaría de pie.

Eso por un lado, por el otro ¿No aprendió en el seminario que la mentira es pecado? ¿No sabe que también es pecado hablar mal del prójimo y meter cizaña? ¿No le da vergüenza delante de Dios y de los hombres hacer un viaje trasatlántico para hablar mal y falazmente de su país y gobernantes, de minar el honor y la legalidad del estado mexicano? Seguro no, de lo contrario no se atrevería a tanto.

Pero para refrescarle la memoria de cosas que jamás debe olvidar, requisitos que a causa de su deformada educación ministerial es probable que haya olvidado (o quizá desconozca), hagamos un repaso a lo que se necesita para ser obispo: “Es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar: no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro, que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su casa, ¿cómo cuidará de la Iglesia de Dios?). No un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. También es necesario que tenga buen testimonio con los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo” (1ª Tim 3:1-7)

Por lo que se aprecia el señor Raúl Vera está muy, pero muy lejos de lo que Dios pide para ejercer el obispado. Su perfil y cosmovisión está más cerca de los maistros de la CNTE, que del mundo espiritual y el rescate de las almas. Pero, ¿usted cree que este hombre tendría el valor de renunciar al cargo y dejar de esconderse en la sotana para ser escuchado en los medios y por la gente? Es de dudarse, para eso se requiere de congruencia y valentía y en este mundo posmodernista la congruencia es algo cada vez más difícil de encontrar.

Es poco probable que abandonara el obispado y trabajara como cualquier hijo de vecino. El uniforme le produce beneficios y privilegios que como simple ciudadano no los tendría, que si de veras fuera congruente con su ideología renunciaría al cargo para no hacer daño espiritual a nadie. La eternidad de las almas está de por medio, pero a este tipo de apostasía o chambismo clerical (solo Dios y él conocen cuál es su caso) la salvación del pecador y su reconciliación con el Mesías es asunto no importante. Lo importante son los ayotzinapos y demás camaradas.

El propio Jesús separó el reino de Dios del reino político del César ¿acaso cree este guerrillero ensotanado que puede estar por encima de Jesús mismo? Su embotamiento ideológico quizá le aconseje que tal cosa es posible, sin embargo no ha nacido ni nacerá quien pueda hacerlo. Es ilusión producto de la soberbia en cualquiera de sus envoltorios y presentaciones.

Su desubicación, la del obispo Vera, es obvia. El estado mexicano compra armas a Alemania y a otros países para poder proteger tanto a los ciudadanos como a su territorio. No se diga en estos tiempos en que la fauna criminal creció durante doce años a causa de gobiernos ornamentales y dedicados al saqueo, y que ahora que se pretende poner orden en casa, este guerrillero de sacristía corre de chismoso y traidor con los alemanes a pedir que no le vendan armamento al gobierno ¡Ver para creer!

Concluimos pues con unas palabras de Jesucristo en espera que traigan salud y rectificación a los líderes religiosos descarriados: “Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! Porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando… guías ciegos” (Mat 23:13,16).

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

e-mail: mahergo50@hotmail.com

¿QUIÉN GOBIERNA GUADALAJARA?

Lamentablemente la ciudad de Guadalajara, al igual que la mayor parte de la zona metropolitana, padece desde hace muchos años la ausencia de buenos gobiernos. Para desgracia de sus habitantes, hordas de ambiciosos e improvisados han llegado al poder tomando como simple botín y plataforma política, desentendiéndose de las responsabilidades de la segunda ciudad más grande de la república.

Lejos ha quedado aquella ciudad limpia, segura, amable, de avenidas nuevas y amplias, de cuidados y bellos jardines, para dar paso a una urbe deforme, anárquica, con desigualdades sociales insultantes, insegura, extremadamente sucia y para colmo golfa, desentendiéndose o rentando parques simbólicos como sucedió con el Alcalde (el defeño Coll Carabias se atrevió a hacerlo) y aventando a particulares el cuidado de los camellones. Ante esta catástrofe el ciudadano se pregunta ¿Porqué pagar impuestos a gobiernos de utilería como estos, por su linda cara?

La zona metropolitana en general está impresentable, sucia, alérgica a la escoba y la pintura, pero sus gobiernos no lo ven. Quizá desde el helicóptero o por las colonias “nice” donde viven o circulan no es el mismo panorama. Confundidos con el glamour de los exclusivos centros comerciales construidos para los ricos, creen que esa es la ciudad. Atrapados en su engaño virtual no conocen la ciudad que dicen gobernar, mucho menos sus necesidades para hacerla habitable, armónica y pacífica.

¿Se puede esperar otra cosa de la clase política, una clase con largas filas de sujetos corruptos y deleznables? No todos por supuesto, pero los más vistos de alguna forma reflejan la moral que impera entre los gobernantes; díganlo si no la “lady” panteones y los legisladores panistas de la escandalosa fiesta en Puerto Vallarta (más hechos para regentear un prostíbulo que para velar por el interés y buena marcha de la República).

Ha faltado visión de estado y sobreabundado ambición, cinismo y corrupción. Sin importar plan urbano alguno y pasando por alto que la infraestructura hidráulica de Guadalajara es vieja y pensada en una ciudad disfrutable (ciegos a causa de su enfermiza ambición), los dizque dueños de la ciudad, al menos así se les observa a los gobernantes, han permitido la construcción de enormes edificios multiplicándose como hongos, complicando servicios y convirtiendo en caos calles y avenidas.

En lugar de formar equipos de ciudadanos capaces que trabajen y saquen adelante la ciudad, han integrado una especie de mafias con amigos, favoritos, de compromisos de campaña, incluso los jurídicos municipales son ahora cueva de abogados inútiles que pierden todos los juicios, cuanto los tapatíos estábamos acostumbrados a que los mejores abogados estaban al servicio del gobierno. De hecho todos los juicios eran ganados. Ahora es justo a la inversa, el caso del cínico exfuncionario de Zapopan (Alejandro de la Cruz) promotor de licencias irregulares mediante juicios para la construcción de torres y que extrañamente le gana todos los juicios al Ayuntamiento de ese municipio, exhibe la inutilidad de los jurídicos, la corrupción de jueces y de cuanta autoridad existe ¡Huele a azufre!, dijera el difunto dictador Hugo Chávez.

Así que mientras los presidentes municipales de la zona metropolitana no acepten la realidad, Guadalajara seguirá entre mugre, decadencia, violencia y caos. Estando el propio edificio municipal en el centro de la ciudad, disimulan de lo que sucede en las noches para no herir la dermis de los grupos de homosexuales que se han adueñado de varias zonas, convirtiendo el centro en sucursal de Sodoma y Gomorra ¿Valen más los reclamos y marchas de estos grupos, que los millones de tapatíos que vivimos a la antigüita, en el modelo familiar tradicional?

Sin olvidar por supuesto el clima de violencia e inseguridad en el que vive la mayoría de los tapatíos.Ajusticiados, encajuelados, asaltos, robos, violaciones y demás manifestaciones de la degradación social son el sello de los gobiernos municipales de la zona metropolitana de Guadalajara en los últimos veinte años. Patrullas nuevas y policías bien uniformados no resuelven el grave problema de la violencia pues no se trata de imagen, sino de hechos cotidianos. Resulta ridículo ver que una vez que sucede un hecho criminal llegue una docena de patrullas y cuando el delito ocurre nunca se presenten los gendarmes ¡ridículo, francamente ridículo!

 

¡CHAPALITA, TIERRA DE NADIE!

 

Otro caso emblemático es la seguridad en la Colonia Chapalita, antaño pacífica y muy habitable. En la actualidad la colonia se ha poblado de giros negros y grandes hoteles lo que provoca la concurrencia de mucha gente, incluso de malvivientes. Los asaltos a comensales en restaurantes es tan solo una de las muchas expresiones de inseguridad, pues la mayor plaga es la del robo a casa habitación que dicho sea de paso ya nadie denuncia. Baste decir que en las últimas semanas los vecinos de la confluencia de Loreto y Asunción han sido víctimas de la invasión de ladrones, y en un perímetro de menos de 100 metros cuando menos seis casas han sido saqueadas, incluso una en dos ocasiones con espacio de apenas un día del robo anterior ¿Y la policía? Bien, gracias.

Resulta lamentable tener un gobierno municipal inútil, muy bueno para conceder o renovar licencias para antros y casinos (a unos metros de las casas robadas, en su esquina con López Mateos hay un casino y a unos pasos un antro), pero totalmente ineficiente para proteger a los ciudadanos ¿No hay policías para cuidar a los ciudadanos o nomas hay para proteger a políticos y giros negros?

 

CONDOLENCIAS

 

Mi más sentido pésame al senador, Mtro. Arturo Zamora Jiménez por la muerte de su señora madre. Un abrazo amigo, la paz de Dios reconforta de manera total y la fe en su hijo Jesucristo nos concede la esperanza cierta y eterna de ese reencuentro final en la casa del Padre.

 

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

 

JALISCO EN GRAVÍSIMA CRISIS ECONOMICA

Indagando con amigos y parientes de otras partes de la República, queda en claro que la severa crisis económica que estamos padeciendo los ciudadanos comunes (pero no corrientes) está por demás agudizada en Jalisco. Un Estado carente de liderazgo político desde hace dos décadas, lo cual nos muestra que más que un asunto de partidos se trata de liderazgo y competencia. De inteligencia y capacidad.

Lamentablemente además de todas las plagas y calamidades naturales que los jaliscienses hemos tenido que soportar, a nuestros muchos males se ha agregado una clase política mega corrupta y mega inútil, producto de la mercadotecnia electorera. Una interminable lista de “héroes” y zánganos a partir de 1994 ha arribado al poder con la única consigna de hacerse de los dineros públicos de la forma más rápida posible. Claro que nunca dirían semejante cosa, son tontos (y más de lo que ellos se imaginan), pero en su retórica silvestre se visten de próceres sociales y declaran ser nuestros salvadores. El resultado es que han hundido a Jalisco en todos los órdenes.

Desgarrándose las vestiduras contra los gobiernos priístas que calificaban de corruptos; de entonces a la fecha (aun cuando en lo municipal y en lo estatal se haya dado la alternancia) las condiciones y deterioro de vida de los ciudadanos en Jalisco han caído de manera vertiginosa. En caída libre pues.

Durante en los gobiernos de Francisco Medina Ascencio, Alberto Orozco Romero y Flavio Romero de Velasco, el ciudadano por cada peso de impuestos que pagaba, le eran devueltos entre 35 y 40 centavos en inversión pública (con Guillermo Cosío/Carlos Rivera poco más de 30 centavos). Sin embargo a partir de la llegada del PAN de cada peso pagado, apenas entre dos y cuatro centavos son devueltos en obra pública.

La pregunta obligada es ¿y dónde está el demás dinero? En las cuentas y patrimonio de la nueva clase política, tan ajena ella a los postulados de la Revolución Mexicana como a ideología alguna. Adictos fieles a un pragmatismo simplón y ajenos a toda visión de estado, funcionarios y burócratas desconocen la función y beneficios del contrato social. Los ciudadanos o pueblo para esta “monarquía” huehuenche son simples súbditos nacidos para ser esquilmados, a los que cada tres o seis años hay que subir la carga pues los amigos aumentados a la nómina y los gastos personales así lo exigen (residencias, autos lujosos, guaruras, viajes a Las Vegas y demás necesidades deben de salir de algún lado, y ese lado son los bolsillos de los contribuyentes, el dinero del petróleo y los préstamos al extranjero ¡punto!).

Ciegos a causa de su ambición, todos los días y desde hace veinte años, son espectáculo público. Poseedores de una estúpida y falsa moral, las huestes de Alberto Cárdenas (a) “Bebeto” de inmediato se subieron los sueldos y prestaciones hasta donde quisieron. “¡Que para no robar!”, argumentaron, de lo que se desprende que traían ganas, y para calmar la tentación…. El problema es que no se calmó. Sucumbieron. ¿Podrían soportar una auditoría los gobernadores panistas y el actual? ¿Los integrantes de sus equipos de gobierno, presidentes municipales, diputados locales y demás integrantes del virreinato podrían justificar las muchas riquezas acumuladas en tan poco tiempo?

En todos estos años Jalisco careció de obra pública significativa. La capital del Estado no tuvo nuevas calzadas y avenidas, como tampoco nuevas rutas del metro. Lo que sí hubo y en demasía fueron nuevos fraccionamientos de lujo, autos importados, glamour y el retorno de las revistas de sociales para presumir los dineros y amistades ¿Conoce usted a un nuevo rico que no quiera presumir sus dineros?

El problema de fondo en este proceso de deterioro social, es que toda riqueza se produce trabajando (aunque muchos como en el caso presente la adquirieran de manera irregular e ilegítima). Y en Jalisco el poder adquisitivo de la clase trabajadora se vio severamente mermado, como también la micro, pequeña y mediana empresa ha soportado con verdadero estoicismo la riada de abusos y corrupción emprendida injusta y suicidamente en su contra desde el estado.

     Dicho más que nada con ánimos de reflexión, para eso es justamente el periodismo (denuncia y reflexión), el empresariado jalisciense de media tabla hacia abajo ya no puede más. Mientras que en otros Estados y regiones del país la economía marcha más o menos bien, en Jalisco las cosas están a punto del colapso, sin que su gobierno quiera darse por enterado.

La falta de verdadero oficio político, de sensibilidad social, no distingue ni valora a aquellos que en la sociedad son los que realmente mantienen la economía y proveen los impuestos. Los grandes no pagan, incluso exigen muchas cosas para invertir. De media tabla para abajo el trato es otro, humillante incluso. Te maltrato y te exijo, para eso soy el gobierno. Cobros y multas del IMSS, INFONAVIT y demás caen como plagas ante empresas que apenas luchan ya para sobrevivir, que reducen nómina, gastos, etcétera, pero que carecen de un gobierno que les tutele y ayude. Cuando mucho les alcanza para que una falsa monarquía les oprima con dureza y sin misericordia.

En Jalisco hay una queja generalizada a causa de la tardanza en la devolución del IVA. Las quejas y ofensas contra el secretario de Hacienda son cada vez mayores y nadie las quiere escuchar. Si hay algunas empresas que durante el desgobierno de Fox y Calderón tuvieron el atrevimiento de transear hasta al propio gobierno con el IVA (lo cual muestra que se le perdió el miedo a todo) Hacienda no debe hacer pagar a justos por pecadores. Dada las terribles condiciones económicas que imperan en Jalisco, la tardanza en la devolución del IVA descapitaliza y desespera a un enorme sector de las empresas locales que se encuentran al borde del colapso.

El Presidente Enrique Peña Nieto ha dado muestras de sensibilidad y gran capacidad para gobernar el país, cosa que no podemos decir suceda en Jalisco. No hay dinero. La queja en casi todo el Estado es generalizada. Negocios solos y una economía paralizada son clamor popular que no es escuchado en Palacio de Gobierno. Los ciudadanos desconocemos las causas por las cuales no hay dinero en Jalisco. Si la obra pública se limita a los discursos a causa de que el gobierno anterior se la gastó en los Juegos Panamericanos, no es culpa nuestra. Y si hay irregularidades en esos gastos, tan sencillo, para eso está la cárcel (y que les quiten todo recurso malhabido). Esperemos que las quejas de los jaliscienses si se escuchen en Palacio Nacional y venga respiro del centro, pues en lo local, parece que no hubiera nadie que resuelva la grave situación.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

Correos recibidos: Rosa María Ramos, María Elena Gómez y Javier Ángeles muestran su preocupación por el bullying. Mi amigo Javier Ángeles considera que parte de la responsabilidad viene de hogares permisivos y sin disciplina.

e-mail: mahergo50@hotmail.com