¡CHAPALA YA SE LLENÓ! (CON ENVIDIA, CORRUPCIÓN, TORPEZA E INCAPACIDAD)

E

l tiempo corre y los políticos mexicanos cada vez son más torpes, corruptos e incapaces de resolver nada. Ante los muchos hechos las excusas salen sobrando, sin que importe en absoluto la franquicia partidista a la que pertenezcan los aludidos. Lo que le han estado haciendo al Lago de Chapala en los últimos lustros no tiene nombre, aunque sí consecuencias y muchas de ellas graves. Se ha creado una costosísima burocracia federal, estatal y municipal para resguardar supuestamente “la ecología” y hete aquí lector que ninguna sirve para maldita la cosa. Simples agrupaciones partidistas y de amigos para llevarse el botín, perdón, la nómina y aparentar hacer algo útil.

       Respecto al cuidado del lago, torpeza e incapacidad han sido la constante en los gobiernos federales y estatales. La presidencia de Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, como en Jalisco la gubernatura de Alberto Cárdenas, Francisco Ramírez Acuña, Emilio González Márquez y el actual Aristóteles Sandoval (los de Guanajuato han sido tan torpes y grises que ni sus nombres son dignos de mencionar) han hecho por Chapala lo que los mexicanos hemos hecho por preservar la ecología de la Luna ¡nada!

Lo único que en realidad han querido hacer es extinguirlo, unos por envidia, otros por corrupción, aunque los más por torpeza e incapacidad, ignorando o pasando por alto que el Lago de Chapala, el más grande de México, es un enorme vaso regulador que no solamente influye directamente en el clima nacional, pues su labor benéfica permite los equilibrios naturales desde el Estado de México (por medio del río Lerma) hasta su desembocadura en el Estado de Nayarit (río Santiago), además de incontables beneficios económicos (en agricultura, turismo, artesanias, etc.).

El odio promovido contra Jalisco y el Lago por algunos políticos y empresarios de Guanajuato no es cosa nueva (a los alteños les han ofendido siempre diciéndoles “lomilargos”), aunque a partir de los años ’60 le agregaron a su torpeza que Chapala nomás sirve para que los “jalisquillos” vayan a esquiar; perversidad que muchos ingenuos se han tragado, cuando la intención es retener el agua del Lerma en las presas guanajuatenses, aunque en su envidia y egoísmo se seque Chapala, cosa que por momentos casi han logrado.

Durante el pésimo gobierno de Alberto Cárdenas, el “gober” quería secar una parte de Chapala para aprovechar las tierras; torpeza que los ambiciosos tomaron como disparo de salida poniendo alambradas alrededor de todo el lago que año con año bajaba de nivel y amenazaba con secarse del todo (con lo que la ciudad de Guadalajara y muchas otras de la ribera hubieran desparecido por la falta de agua). Vive Dios sin embargo que antes de que lo secaran mandó tal cantidad de lluvia que el gobierno de Guanajuato se vio obligado a abrir las compuertas de las presas (sobre todo la Solís, la más grande e importante) de lo contrario se hubieran ahogado.

No se debe olvidar que las presas son embalses artificiales y si los que las manejan son simples políticos o amigos de, se corre el peligro de terribles inundaciones, como sucedió en Tabasco de manera recurrente durante el gobierno de Calderón (robándose además los dineros del Fonden destinados para remediar los desastres; pregunte usted a Granier).

Pues bien, el gobierno y mucha gente de Guanajuato sigue empecinada en su envidia y torpeza de quedarse con las aguas del Lerma y no dejar que lleguen a Chapala, importándoles nada que haya convenios y cuotas federales que ninguna autoridad cumple ni tampoco hace cumplir ¿El gobernador de Guanajuato o los agricultores son los dueños del río Lerma? ¿La CNA sirve para alguna otra cosa que no sea llevarse un presupuesto multimillonario? ¿Los gobernadores de Jalisco, incluyendo al actual, han exigido el paso del agua para Chapala conforme a las cuotas obligadas? Queda en evidencia que corrupción, torpeza e incapacidad han marcado sus gestiones. La demagogia tiene costos y Chapala los ha estado pagando.

Veamos, el 17 de agosto, la CNA por presión de los agricultores de Guanajuato (distritos de riego 085 y 011) cerró totalmente el paso de las aguas de la presa Solís al lago de Chapala (Proceso, 20/Ago/2013). Esta semana las presas de Guanajuato, sobre todo la Solís están llenas y ni aún así realizan el necesario y obligado trasvase ¿Y el gobierno federal, y la CNA, y la SEMARNAT, y el gobernador de Jalisco? Ni se ven ni se oyen, dijera Salinas, ya que preguntar por el gobernador guanajuatense es como pretender que los maistros de la CNTE o el Peje se pongan a trabajar ¡Cosa imposible!

Lo dicho: con envidia, corrupción, torpeza e incapacidad ya llenaron el Lago de Chapala, como antes lo hacían con discursos. Qué pena y qué doloroso resulta tener gobiernos de semejante incapacidad, enanismo intelectual y moral.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

e-mail: mahergo50@hotmail.com

AGENTES DEL ODIO Y EL CAOS

No ha sido necesario hacer nada para que todos los mexicanos se enteren de quienes son realmente los maistros de la CNTE; ellos mismos se han encargado de hacerlo. Su irresponsabilidad laboral, pereza, violencia, anarquía, vulgaridad y sindicalismo mafioso han sido su carta de presentación.

Carentes de todo sentido de respeto y solidaridad, mientras que en sus estados de origen (Guerrero, Oaxaca y Chiapas) millones de niños se encuentran sin clases y millones de sus coterráneos en desgracia a causa de los huracanes; estos vándalos reanudaron sus manifestaciones, bloqueos y demás actos de odio y caos en la ciudad de México, en tanto que sus compinches en Chiapas tomando casetas de autopistas y las instalaciones de PEMEX (amenazando con vender la gasolina de las pipas) ¿Y el gobierno del Estado y sus policías?

Si en verdad les importara el “pueblo” este era el momento de demostrarlo, de ayudarle en su desgracia, pero no, así como los manzanos dan manzanas, los alacranes nomás pican intentando matar, es su naturaleza. Igual con los maestros: intentan matar la educación de niños y adolescentes en sus Estados, como igual han intentado con la economía del centro, el aeropuerto y demás sitios de la capital por donde estos bichos pasan. Dinero, extorsión y control político es el único valor que conocen estos anarquistas alérgicos al trabajo.

Lamentablemente no son los únicos. En tanto que el país se lamenta por una economía derribada como consecuencia de la guerra calderonista (en la que el secuestro, saqueo, extorsión a todo tipo de negocios mediante el asesinato o la destrucción de bienes eran el precio a pagar y cosa de todos los días): hoy en día líderes de los partidos políticos dan rienda suelta a su lengua exhibiendo su egoísta posición. Mientras el gobierno federal intenta resolver y revertir mediante un enorme esfuerzo semejante clima de violencia; muchos de estos líderes cual vedettes en pasarela despotrican y encienden nuevas hogueras, cuando lo que se requiere es la autentica unidad nacional para apagar las existentes, levantar y reconstruir el país (y no solamente un pacto sujeto a personalidades veleidosas y partidos divorciados del pueblo).

En medio de tanta adversidad, no son pocos los medios y periodistas calienta cabezas. El miércoles anterior Carlos Loret de Mola arengaba a los televidentes contra el gobierno diciendo que “no se había hecho nada, que no había ayuda”. Y como él hay muchos otros que no han medido sus dichos y palabras lo que obliga a decir cuando menos un par de cosas: una, que las dimensiones de la catástrofe superan a cualquier gobierno, a cualquiera, y otra, que los gobiernos de los Estados son los primeros obligados (cosa que se olvida). En el caso de Guerrero queda de manifiesto que el hombre que cobra de gobernador es uno más de esos bucaneros que integran la nueva clase política mexicana. Saltimbanqui de todos los partidos y ególatra profesional, carece de amor alguno para sus gobernados. Se le nota.

Pero tampoco están solos. Las bandas de ladrones que vimos en la televisión saqueando tiendas en Acapulco llevándose todo tipo de muebles y aparatos electrónicos (cuando lo que se requería era comida) nos hicieron recordar las imágenes de Nueva Orleáns durante el huracán Catrina. Los cadáveres flotaban en el agua y los pillos sacando carros repletos de mercancías; actitudes que exhiben al ser humano sin Dios tal como es, sin retoques.

Deberán de reconocerse sin embargo las cosas buenas que también han sucedido. El Presidente Enrique Peña Nieto abandonó la cena en Palacio la noche del 15 (repleto de invitados) para preparar con su gente la estrategia de ayuda a los mexicanos en desgracia para la mañana siguiente. Verlo entre los que estaban sufriendo la tragedia, escucharlos, consolarlos y disponer la ayuda (lo cual requiere de planificación, rápida pero planificada), de trasladarse de un punto a otro, en camiones, en avenidas y calles inundadas, en medio de la tormenta, en una ciudad, en otra, en pueblos y viajar incluso de un Estado a otro en medio del temporal, muestra su calidad moral, su sensibilidad y don de gentes. En lo personal me queda claro que sus detractores políticos seguirán acusándole y calumniándole como siempre, pero todo mexicano de bien sabe que en el poder ejecutivo hay un hombre sensible que se duele y sufre. Regatear méritos es propio de corazones mezquinos.

Algunas lecciones quedan a los ciudadanos: no olvidar a los agentes del odio y el caos en las próximas elecciones, como también apoyar al Presidente y a toda autoridad estatal y local que se preocupe y ocupe de sus gobernados, de nuestra educación, seguridad, economía, futuro, de ayudar en las desgracias como ha sucedido en estos días ¿No le parece a usted?

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

e-mail: mahergo50@hotmail.com

LOS ROSTROS DE LA IRRESPONSABILIDAD

N

o reconocer las propias faltas es una de las cosas más absurdas y necias en la vida. El ser humano es capaz de ver los pecados de todos, incluso los que no son notorios, luego mirarse en el espejo como adalid de la justicia o victima de la injusticia (dependiendo del caso). Los malos siempre son los otros; autoindulgencia que impide tomar la senda correcta continuando así en caída libre.

     Para dar color y textura a nuestra reflexión invitemos a escena a algunos de los actores sociales, que por cierto tienen al pais al borde del caos y ni por enterados se dan. Sus “derechos”, sus “luchas” gremiales, el poder, los supersueldos, las tranzas, el rating, las prebendas y demás, son lo único que cuenta en su reducida y maniquea cosmovisión; aunque también son causa del deterioro sufrido en los últimos sexenios, sobre todo con Fox y Calderón; realidad que estos ególatras no desean ver pero que a la mayoría de los mexicanos nos tiene molestos, agraviados y preocupados por el futuro.

En primer orden aparecen los maistros de la CNTE. Abandonan su trabajo, dejan a los niños sin clases, secuestran autobuses, casetas de autopista (cualquier ciudadano que cometiera tal delito inmediatamente sería consignado), toman de rehén la ciudad de México, violan la Constitución (artículo 9º) al pretender obligar a que se resuelvan sus peticiones mediante la violencia e intimidación, desquician el tráfico de la capital lastimando con ello la economía local y nacional, ahuyentan las inversiones, destruyen cual hunos de Atila todo a su paso. En fin, simples vándalos, uno de los rostros de la irresponsabilidad.

¿Se le hace feo? ¿Y cómo se le hace López Obrador? Se desconoce que algun día haya trabajado en algo. En Tabasco en un berrinche porque su entonces partido el PRI no le dio el hueso que quería, intentó incendiar algunos pozos petroleros. Siendo honestos el trabajo de apóstol político no aparece en la Ley de la materia (LFT), no obstante, este individuo alérgico al trabajo recorre el pais gastando millonadas en él y su séquito sin aportar nada al pais que no sean problemas, cuando lo que se requiere es resolver los que se tienen ¿de dónde saca el dinero o quién se lo proporciona? Solo puede haber dos fuentes: el erario público o dinero malhabido.

Ahora que los partidos políticos no son precisamente rostros presentables. En los últimos lustros al ausentarse las ideologías ha aparecido sin recato ni pudor el rostro de la ambición en las membresías, saturandose PAN, PRD, PRI, PT, PVE y demás franquicias con legiones de bucaneros, de bandoleros sin escrupulos. Mientras que el desempleo crece entre la poblacion productiva, los partidos crecieron la nomina en los tres niveles de gobierno acomodando parientes y compinches hasta asfixiarla. Será suficiente decir que la deuda adquirida por Fox y Calderón creció a tal punto que la contraída durante el docenato es cosa de risa, y gran parte se originó en plazas y mega sueldos (y mega transas, y mega cochupos, y mega contratos, etc.).

Ningún partido, repito, ninguno, ha querido o se atrevido a poner orden en México. La irresponsabilidad es señora que campea en lo federal, estatal y municipal. Cualquier compinche, perdón camarada de partido, vaya, un simple regidor municipal o diputado local a partir del foxiato puede llevarse $200 mil pesos al mes (entre sueldo y extras). Los señores de la SCJN que aseguran impartir justicia sangran el erario con mega sueldos de $400 mil, y cosa parecida hacen en el IFE, CFE y demás dependencias.

Ni qué decir de PEMEX, el reino de la corrupción, aunque se diga lo contrario. Funcionarios, ejecutivos y obreros reciben sueldos de primer mundo, mientras que no hay dinero para obra pública ni las cosas necesarias en el pais y los sueldos de la población en general son de mera sobrevivencia. Y si se acerca la lupa se observa en detalle lo que ha venido sucediendo en PEMEX desde el Foxiato: compra y renta de barcos a sobreprecio, compra de gasolinas (construir refinerías acabaría con este lucrativo negocio), contratos amañados, etcétera, pudiéndose ver uno de los rostros más horrendos de la irresponsabilidad. Una galería de monstruos que no admite sus pecados sociales, agravando día con día nuestra situación.

Por si no fuera suficiente, algunos medios por ganar lectores o “rating”, atizan el fuego y estimulan el caos. En Jalisco una cadena noticiosa de radio (que no disimula su odio al PRI y amor al PAN) de manera abierta apoya a los maistros de la CNTE.

Las Sagradas Escrituras establecen: “El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia” (Prov 28:13). ¿Cree usted lector que estos actores irresponsables serían capaces de reconocer sus muchos y graves yerros, de buscar el bien de México y no el de su bolsillo o grupo? Si su respuesta es no, entonces los ciudadanos debemos tomar cartas en el asunto de lo contrario nos hundirán a todos en el caos.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

DE ULTIMA HORA: por fin el gobierno sacó a los maistros de la Plaza de la Constitución.

e-mail: mahergo50@hotmail.com

CNTE: «GUERRILLA OFICIAL», ¿O QUE COSA ES?

N

i en sus momentos de mayor confusión ante la realidad que le oprimía y desconcertaba, lo que sucede en México jamás hubiera pasado por la cabeza de Franz Kafka. Uno de sus biógrafos dice que Kafka fue capaz de plasmar el escenario europeo del siglo XX que tantos autores posteriores a él reconocieron.

CNTE

       ¿Habría de imaginar el de Praga que en un país de América vecino del coloso, del engreído Imperio de los tiempos modernos, el país llamado México sería capaz de superar con creces sus peores pesadillas surrealistas? Por supuesto que no, es demasiado para una mente normal, solo nuestros políticos y engendros creados por ellos son capaces de superar una mente como la de Kafka, lo cual es mucho decir.

Quién podría imaginar que en el México del siglo XXI, con un gobierno que combate con todas sus fuerzas, equipos bélicos y cuerpos oficiales (Ejército, Marina y todas las policías) mediante una guerra contra la delincuencia “organizada” que ha costado más de 100 mil muertes y miles de millones de pesos (además de los costos sociales derivados de esta guerra): una simple turba de parásitos sociales que se dicen “maistros” los tiene debajo de sus escritorios ¿o qué sucede realmente que los ciudadanos desconocemos?

Sí, porque hasta hora todo indica que la CNTE no aglutina en realidad trabajadores de la educación, sino anarquistas alérgicos al trabajo, al orden obviamente, y por supuesto a la educación. Un educador ama la educación y estos vándalos la única materia que dominan es la de la violencia.

¿Qué instrucción podrá compartir a los niños un energúmeno miembro de esta caterva? En el artículo de la semana anterior les nombraba “pseudo guerrilla”, pero analizando mejor las cosas todo indica que son guerrilla oficial, y dígame usted si no ¡son intocables! Han tomado la ciudad de México sin disparar un solo tiro, con simples resorteras (con las que por cierto pueden matar a un policía o de menos sacarle un ojo), palos, tubos y demás armas de estos gorilas a sueldo; sueldo que (¡infartate Kafka!) sale de los bolsillos de todos los mexicanos y que estos haraganes cobran puntual y cómodamente en cualquier cajero automático.

¡Así cualquiera es guerrillero! Cuando su servidor era joven, varios de mis amigos por cuestiones ideológicas o circunstanciales, sobre todo por la primera, se vieron envueltos en movimientos guerrilleros. Casi todos pasaron años en la cárcel y otros tantos tienen décadas de haber muerto. El país tenía como ahora reglas y quienes no las querían o deseaban modificarlas a la fuerza conocían los riesgos. Ahora no. La ley es letra muerta.

Para la CNTE las cosas son absolutamente distintas. Abandonan la fuente de trabajo y no son despedidos y el patrón que es el estado no se atreve a reclamar al holgazán faltista. Cobran sin trabajar y todavía reclaman “bonos” como premio a su “lucha”, asaltan y sitian una enorme ciudad y no hay autoridad que se atreva a tocarlos. Utilizan tácticas de guerrilla urbana para dañar al comercio, inmovilizar el tráfico, la productividad y las instituciones públicas, secuestrar al Congreso (solo que los diputados salieron en estampida), bueno, dos veces han detenido el funcionamiento del Aeropuerto Internacional de la ciudad de México y la impunidad ha sido total, absoluta.

El gobierno hasta ahora ha resultado como los falsos profetas que fustigara Isaías “perros mudos” (56:10). ¿Para qué sirven miles de policías bien uniformados y equipados si cualquier individuo de la turba puede llegar y retarlos, ofenderlos, escupirlos, lanzarles orines, piedras o gas de encendedor, bueno, hasta bombas molotov y los pobres hombres aguantar todo? O no les circula la sangre o los han castrado emocionalmente, pues la dignidad de un hombre no puede llegar a tal punto y menos cuando es por encima de la ley y del honor.

Periodistas como Ricardo Alemán y Sergio Sarmiento han denunciado cotidianamente con valentía y objetividad de dónde salen los recursos para sostener esta “guerrilla” parasitaria con tintes oficiales, que dicha sea la verdad, a la mayoría de los mexicanos nos tienen hartos Un país de izquierda, de derecha, de centro, de ideología mixta, se construye y sostiene trabajando, no con grillas ni con parásitos que hablan de lucha cuando ellos parecen no tener ninguna (y el gobierno menos, de lo contrario ya hubiera impuesto el imperio de la ley).

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

e-mail: mahergo50@hotmail.com