LAS TARIFAS Y EL PULPO DE LOS DEMAGOGOS

T

oda moneda tiene dos caras. Con relación a las tarifas del transporte público en Guadalajara desde que se tiene memoria cada que son elevadas, brotan de inmediato una legión de apóstoles del proletariado más veloces que una flecha y mas balines (a cual más) que un billete de tres pesos.

    Toda persona sensata sabe que el transporte público es una necesidad para la mayoría de la población, que si no se utiliza en mayor medida, es básicamente por el desinterés del gobierno y los grandes inversores para mejorar y ofrecer opciones más cómodas y modernas (como es el metro o tren ligero). Este punto carece de discusión.

Así que volviendo al asunto de las tarifas. En los años sesenta y setenta apenas se conocía del aumento del boleto de los camiones (que era de unos cuantos centavos), cuando esa organización de porros y criminales llamadaFederación de Estudiantes de Guadalajara salía en “defensa del pueblo”. Los periódicos de entonces son testigos en no pocas ocasiones de una extensa galería de bribones derramadores de sangre y controladores oficiales del gremio estudiantil, pandilleros empistolados que mancillaban a diario los recintos universitarios. ¿Por qué nunca salían o salieron en nuestra defensa cuando se sabía de los latrocinios de algún funcionario del gobierno?

Entonces sus enemigos del “pulpo camionero” se reducían a dos empresas: la llamada Alianza (que agrupaba, los amarillos de Analco, los rojos de Oblatos, los blancos de Colonias, los azules de Circunvalación, los verdes de Atemajac y los plomos de Tlaquepaque) así como Servicios y Transportes; una empresa que finalmente quedara en manos del gobierno y cuyo taller estaba por Paradero a la entrada de San Pedro.

Los nombres y apodos de personajes de esa nociva agrupación ponían los pelos de punta a cualquiera: Enrique Zambrano, Enrique Alfaro, el “gorilón”, el “pelacuas”, el “Balvaneda”, el “niño Urzúa”, el “wama”, el “teocaltiche”, por citar algunos.

Pero como las leyes físicas aseguran que la materia no se destruye sino se transforma, la banda de golpeadores también se transformó. Queriendo echar tierra sobre su terrible pasado (su cueva se situaba a espaldas de la escuela de Música en Juárez y Tolsá, aunque la entrada estaba por Pedro Moreno; lugar temible para todo estudiante) la FEG en la actualidad se ha lavado el rostro con el jabón mil usos de la “democracia”, presentando un nuevo look con las iniciales de FEU ¡Total, al mexicano todo se le olvida y los viejos no tienen manera de hacer públicas las muchas fechorías de estos falsos apóstoles sociales!

Durante los años cincuenta y sesenta, el “día del estudiante” hordas de vándalos de la FEG aterrorizaban los comercios del centro, pero sobre todo de la zona de Obregón (compuesta por esa época de comercios muy distintos a los actuales), mismos que se veían obligados a cerrar sino querían sufrir grandes robos por estos sujetos a los que la policía jamás molestaba (y que el sistema podía utilizar más adelante ¿para qué molestarlos entonces?).

Al crecer el problema del transporte público el gobierno se deshizo del subsidio y dejó que particulares se encargaran del mismo (quedándose con unas cuantas rutas con pocas unidades, como es el caso de Servicios y Transportes). Se consideró hace unas tres décadas que el usuario tenía que pagar el costo real y no tenía el estado porque cubrir con dineros públicos el subsidio que año con años iba en aumento.

Llegamos al punto. Así como los “apóstoles sociales” cada vez que se habla de aumento de tarifas se desgarran las vestiduras y lapidan con frases demagógicas al “pulpo camionero”, es justo que se descubra la otra cara de la moneda ¡EL PULPO DE LOS DEMAGOGOS! Una cofradía de falsos redentores integrada por la FEU, televisoras, periódicos, comentaristas y demás, que aprovechan este ajuste para situarse en el medallero político o en el centro de la opinión pública.

Sin embargo olvidan varias cosas que no mencionan jamás al usuario del transporte público. Que los camiones son un negocio particular y debe ser negocio para que sigan prestando el servicio. Hasta donde se sabe las tarifas tienen cuatro años y meses sin subir un solo centavo, mientras que el diesel ha subido casi al doble, como también el costo de las unidades, llantas y refacciones.

Es decir ¡hágase la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre! Mientras los funcionarios públicos tienen ingresos de monarcas, al salario del trabajador le aumentan $3 miserables pesos. Dicho en otras palabras: El problema no son las tarifas del transporte público. El problema son los salarios de miseria. Durante muchos años los distintos gobiernos han permitido que se erosione el salario del trabajador; en tanto que cualquier regidor ignorante y corrupto tiene ingresos millonarios. Ejemplo que se observa también en congresos y toda dependencia pública.

Así que no nos vengan con que el problema es el pulpo camionero, cuando es otro pulpo: el de los ricachones de los dineros públicos mal habidos, los que saben manejar a ciertos medios para engañar la opinión pública. Ellos son realmente el problema. Los que han permitido que el salario del trabajador se convierta en nada y sufra para pagar su transporte. Así que no nos vengan con el viejo cuento de “¡Al ladrón, al ladrón…”!

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

e-mail: mahergo50@hotmail.com

LA NAVIDAD Y EL MESÍAS

Hace algunos años un estimado amigo judío me llamó por teléfono para disculparse por un comentario que me había hecho al final de la presentación de mi libro “EL RETORNO” (Ha Jazará). Él, como la mayoría de los judíos y de los cristianos no entendía la doctrina bíblica de La caída, la cual les resulta imposible comprender así como sus gravísimas consecuencias para la humanidad en general (cuando no tienen una relación íntima con Dios a través del Mesías).

     Hombre de bien, sincero y profundo en sus razonamientos, me expresó su malestar personal por haberme dicho aquel comentario. Acto seguido, me compartió con alegría que gracias a la lectura de mi libro había entendido por fin el milenario pecado de Adán y Eva (que ocasionara “la caída”) y sus terribles consecuencias espirituales (en teología se le conoce también como la doctrina de la depravación del hombre); de su rompimiento con el Creador y de su relación pura y perfecta.

Palabras más, palabras menos me expresó con alegría que “…si no hubiera habido caída ¿para qué necesitábamos un Mesías?” Lo había entendido en plenitud. El Espíritu Santo (Ruach ha Kodesh en hebreo) había hecho su bendita obra en mi amigo y él lo había permitido sencilla y dócilmente por medio de la fe. Por cierto, su abuelo había sido rabino en el siglo XIX.

La cuestión es que la mayoría de los cristianos en todas sus expresiones están casi en idéntica posición. Desconocen la esencia de su propia fe confiando apenas en algunas historias y relatos bíblicos, como también desconocen la mayoría de las doctrinas bíblicas, apoyándose tan solo en ritos y rezos que por cierto jamás han concedido salvación a nadie (eso enseñan y advierten las Sagradas Escrituras).

Aplicando el tema al cristianismo popular de los mexicanos, un enorme porcentaje queda dentro del sincretismo de manera que temas como la Navidad, por mencionar alguno, resultan difíciles de explicar por el creyente común. Para muchos la navidad es tan solo días para convivir con la familia, que nació “el niño Dios”, de dar regalos y festejar las posadas (cuyo significado para la mayoría en la actualidad no tiene nada que ver con la fe y sí con fiestas hedonistas, sino es que de verdaderas francachelas).

Retomando el tema de “la caída” (para poder entender la Navidad), la relación plena del hombre con su Dios es destruida. Entre otras consecuencias vino la muerte física y espiritual y el estado intelectual del hombre quedó destrozado, por lo que tuvieron que pasar miles de años en los que el amor y la gracia de Dios obraron entre un remanente de hombres que responderían a su llamado, quienes reciben gradualmente el mensaje revelado (lo que hoy en día llamamos Biblia o Sagradas Escrituras).

A tal extremo era el estado y condición del hombre caído a causa de su pecado de soberbia “de querer ser como Dios”, que diciéndolo en palabras sencillas, queda en condición casi de bestia luego de ser expulsado de Gan-Eden (jardín de Edén). En su desvarío, un pecado no discernido ni eliminado por las mayorías a través de los siglos, el ser humano pronto deja salir esa bestia salvaje capaz de matar a su propio hermano (como lo hizo Caín) o de repetir su inclinación rebelde construyendo “una torre que llegara al cielo” por lo que su lenguaje único es confundido para bajarle los humos, dando paso a los idiomas y dialectos (y evitar que se unieran en proyectos fatuos).

Muchos siglos después y a causa de la incredulidad e impiedad generalizada, Dios enjuicia el pecado a través de un Diluvio del que Noé es librado por causa de su fe (con toda su familia).

Tiempo después Dios llama a un hombre llamado Abram para formar por medio de él un pueblo especial en el cual revelar y depositar su mensaje de redención y reconciliación para el hombre caído. Moisés y los profetas son durante 1,400 años los encargados de recibir ese mensaje que precisamente se cumplimenta con el Mesías, con Yeshua (Jesús), que aunque no nació un 25 de diciembre, en su persona y obra redentora la humanidad caída es reconciliada por fin con el Dios santo y justo.

Por eso es que el Mesías y la Navidad están estrechamente ligados. Nació en un pesebre pestilente porque no hubo nadie en Belén que le abriera las puertas de su casa. El meollo es que ese niño se hizo hombre y luego de cumplir perfectamente con la Ley (Torá) y con todas las profecías relativas a su etapa redentora, se ofrece voluntariamente para morir en una cruz en la que todos nosotros deberíamos estar a causa de nuestras maldades y pecados. El no cometió ninguno. Por eso es que en el Templo dijo a los cohaniím y ancianos de Israel “¿quién de vosotros me redarguye de pecado?”¡No hubo quien, ni lo habrá!

Sus últimas palabras en la cruz fueron ¡CONSUMADO ES! En otras palabras, nuestros pecados fueron limpiados delante de Dios a través de su sacrificio expiatorio tal y como lo anunció Isaías (53:4-11). Pero así como Herodes quiso matar a Yeshua cuando era niño, hoy día hay millones de Herodes que quieren matar al Mesías que está naciendo en los corazones de los que desean y anhelan salvarse. Quiera Dios que esta reflexión sea útil para algunos de los lectores a quienes envió afectuosamente un saludo y abrazo de navidad en el Mesías Yeshua-Jesús, Señor nuestro.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

 e-mail: mahergo50@hotmail.com

JALISCO: ¿JUSTICIA AL MEJOR POSTOR?

L

a impartición de justicia en el Estado de Jalisco es por demás cuestionable. Tiene muchos años en franco declive, por no decir que en caída libre. Desde la llegada del Partido Acción Nacional en 1995 el Poder Judicial quedó a la deriva, sin la mano del Ejecutivo que le jalara las riendas (la independencia de poderes no significa hacer lo que se venga en gana, siempre habrá que rendir cuentas y hacer las cosas como señala la ley).

     Lo cierto es que al sentirse libres (el tal “Bebeto” no tenía la menor idea de lo que significaba y representaba este poder) los encargados de impartir justicia se olvidaron de su importantísima función social, para entregarse a la grilla interna y desatar los demonios de la ambición en salas y juzgados.

Un juez que ganaba alrededor de $15 mil pesos mensuales de pronto comenzó a recibir jugosos cheques, desatando la ambición y deseo de ocupar esos cargos (deformando la misión social y cayendo en excesos y yerros nunca vistos). De nadie es un secreto que la justicia en Jalisco está corrompida, que hay despachos (desplazados ahora por lujosos e influyentes “corporativos”) donde se manejan los juicios públicos como negocio privado.

Nadie dice que son tontos y no aparenten guardar las formas procesales. Lo que se dice en los pasillos de juzgados civiles, familiares y penales, es que en tales “corporativos” se deciden y elaboran acuerdos y sentencias que los juzgadores se limitan posteriormente a firmar.

¿No sabe el gobernador Aristóteles Sandoval de estas graves irregularidades que se comentan en los pasillos de los juzgados entre los litigantes? ¿No está enterado de que ser ciertos los comentarios la justicia en Jalisco se encuentra sujeta al mejor postor, contagiada por el cáncer de la corrupción a punto de metástasis?

Un pueblo tan agraviado como el nuestro no merece tanto desprecio ni descuido. Repudiados los valores espirituales y morales en los que fuimos formados en generaciones pasadas, entre las nuevas generaciones el divorcio se ha convertido en un azote social, lesionando en grados y maneras diversas a decenas de miles de niños jaliscienses sin que al gobierno le importe gran cosa y limitándose a guardar las apariencias legales (el cambio de partido en el poder no mejoró en absoluto la situación).

Escudarse en los códigos para no hacer justicia y proteger a los menores es deleznable, pero es lo cotidiano. La rutina de los mediocres que protestaron cumplir y hacer cumplir la ley a quienes no les importa el destino y sufrimiento de los niños. Nadie desconoce que no todo lo legal es justo y viceversa. Y proteger a los menores siempre debe anteponerse a lo legal (o legaloide).

En estos días me enteré que el Juez 10º de lo Familiar en Jalisco, José Vázquez Vitela ha negado la notificación a la parte demandada (Exp 2077/2012) desde finales del año pasado (2012), protegiendo evidentemente a la parte actora y prestándose para posibles acomodos procesales con los litigantes, que por cierto se ostentan como “el mejor” despacho de Jalisco ¿Acaso la ley no es la misma para todos los ciudadanos? ¿O el mejor postor marca la propiedad de la justicia? Son preguntas que deben ser aclaradas pues de retórica el ciudadano ya está hastiado; urgido por hechos que demuestren un nuevo rumbo.

De hecho los antecedentes y palabras de este juzgador (que en la actualidad representa a los jueces de Jalisco) cuestionan su calidad moral en la impartición de justicia. En 2008 siendo juez regional fue exhibido en Puerto Vallarta por la periodista Marisela Moguel. Entre otras cosas la denuncia social señalaba:

̶“Debido al temor de poder tener represalias al imputarle penas más severas a sus hijos, madres de familia denunciaron a NoticiasPV.com la corrupción inmersa por parte del titular del Juzgado Regional Especializado en Justicia Administrativa para adolescentes, a quien señalan como una persona déspota, pero sobre todo porque a través de terceros les solicitan “impulso procesal” (dinero) para aminorar las sentencias o bien que los menores salgan libres…” (NoticiasPV.com, 19/mayo/2008).

Y como líder de los juzgadores lo único que parece importarle es el dinero: “Entre mis compromisos esta el incremento salarial, que se nos respete lo que establece el Comité de Valoración Salarial, y también trabajaremos en buscar la ubicación de lo que será La Casa del Juez\». Vázquez Vitela, denunció que los 104 jueces que laboran en Jalisco no reciben un incremento de sueldo desde hace tres años; \»Un juez gana actualmente 46 mil pesos mensuales, cuando el Comité Técnico de Valoración Salarial propuso que el ingreso mensual sea de 70 mil pesos, solo pedimos que eso se respete\». (El Occidental, 31/Enero/2011)

Pero no está solo. El presidente del Supremo Tribunal de Justicia en el Estado, Luis Carlos Vega Pámanes, se ha caracterizado no precisamente por su interés en hacer justicia a los jaliscienses agraviados, sino por pedir dinero en todos los medios y foros a los que es invitado. Nunca se le escucha interés alguno por hacer justicia, su queja siempre es de que no le ajustan los dineros públicos ¿Qué hubiera hecho en los años sesenta o setenta que con sueldos muy modestos nunca hablaban de dinero y procuraban los juzgadores impartir justicia?.

¡Urge que el Gobernador Aristóteles Sandoval haga a un lado su cuidado mediático y busque con verdadero interés el bienestar de sus gobernados! A su lado tiene personas juridicamente capaces que le pueden ayudar a poner orden y hacer justicia a los jaliscienses agraviados, en particular a los menores. Obligando a los jueces a que hagan realmente justicia y no se escondan en los códigos y sus recovecos para hacer todo tipo de truhanerías y dilaciones.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

e-mail: mahergo50@hotmail.com

LAS OTRAS LECTURAS DE LA FIL

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara se ha consolidado en el mundo de las letras. Solo un espíritu resentido o envidioso puede regatear el éxito de este evento que además de captar la atención mundial sobre la ciudad de Guadalajara, lo hace también con México como país, eliminando o disminuyendo de manera significativa la imagen de la violencia al permitir que el rostro de los mexicanos pacíficos y pensantes sea reconocido por medio de esta maravillosa fiesta cultural.

Fiesta que además de la literatura permite que el espíritu del hombre creativo conviva para regocijo de más de 700 mil asistentes durante sus nueve días (sin contar a los telespectadores, radioescuchas, cibernautas y lectores de periódico) por medio de la escultura, el teatro, la pintura y por supuesto la música.

En esta ocasión el país invitado (Israel) ha ofrecido gratuitamente todas las noches en el teatro de la explanada de ingreso (al concluir las actividades de la feria): veladas maravillosas a través de grupos de danza, jazz, música klezmer, tradicional y rock. El entusiasmo y alegría de los asistentes dan testimonio de la calidad de los músicos y grupos. Valga decir que en el pabellón dedicado a los infantes “FIL NIÑOS”, el lunes disfrutaron un recital de piano nada menos que conDaniela Liebman, niña prodigio que recientemente fuera aclamada en el Carnegie Hall de Nueva York (oriunda de Guadalajara).

Así que entre las otras lecturas que está dejando la FIL edición 2013 son varias. En primer orden se debe considerar la iniciación y formación de nuevos lectores, en especial niños y adolescentes. Soy y he sido testigo de esta bendición por 25 años. En mi stand (E-12) disfruto charlando con grupos de jovencitos de secundaria que llegan a preguntarme datos o a “entrevistarme” para sus tareas y al intercambiar ideas puedo palpar (y disfrutar) que los frutos de la FIL son ya una realidad, que no todo es política, que mientras un pueblo lea y se eduque, hay esperanza de revertir tanta podredumbre y corrupción de la clase política que desde hace algunos sexenios se ha dedicado al saqueo grotesco de manera impune, manteniendo al país en la bancarrota.

Las charlas, encuentros y conferencias entre libreros, distribuidores, editores, agentes literarios y demás implicados en el mundo del libro son cada vez más abundantes y especializados, lo cual augura vida para este medio educativo y de esparcimiento inteligente.

Pero sobre todo la principal lectura que arroja la edición XXVII de la FIL Guadalajara, es la presencia de ISRAEL como país invitado y la visita de su presidente. Tener a Shimón Peres en la capital de Jalisco, una leyenda viviente del siglo XX, lanza a nuestro Estado al plano mundial con un rostro cultural que conlleva respeto y gusto por las disciplinas que ennoblecen al ser humano.

Tuve el honor de ser invitado al encuentro entre el Presidente Shimón Peres de Israel y el expresidente Felipe González de España (con el escritor Enrique Krauze como moderador); una charla entre gigantes políticos, sobrevivientes de un linaje de hombres inteligentes, valientes y visionarios en vías de extinción, cuya presencia es cada vez mas requerida en la medida que los corruptos e incapaces ocupan los puestos de poder alrededor del orbe.

Escucharlos fue un deleite, un homenaje a la sabiduría y el ejercicio de pensar, a valorar lo que se tiene y buscar soluciones a los problemas sociales por encima de la indiferencia e incomprensión de los demás.

Quizá la lectura que requiere el comité organizador de esta increíble fiesta es leer con un lente de mejor calidad los nombres de los hombres que hacen letras en México. Qué bueno que el Olimpo del Distrito Federal baje año con año a dejarse ver por los mortales de “Provincia” (como dicen ellos). Pero mejor todavía será que el menú literario se amplíe con otras plumas formadas en los Estados, con nombres que no están patentados por las grandes casas editoriales, pero que tampoco gozan de las eternas becas por tratarse de vocaciones genuinas en las que las letras son corazón y vida de los que escriben.

En Jalisco, Zacatecas, Nuevo León y muchos otros estados hay talento que debe ser publicado, recibido y escuchado en las siguientes ferias. Leer sus trabajos y de ser apreciados por los lectores, ampliar la oferta. La Feria Internacional del Libro de Guadalajara debe continuar creciendo en calidad. Enhorabuena por el equipo que integra la FIL y felicidades a su presidente Raúl Padilla López por el reconocimiento entregado por Francia y gracias al Estado de Israel por compartir y traer tanta riqueza cultural a Guadalajara, SHALOM..

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

e-mail: mahergo50@hotmail.com