MEXICO Y SU RIQUEZA LITERARIA

Dejemos por la paz a los falsos héroes, a banderas de golpistas que toman la desgracia del otro para alcanzar sus malvados propósitos. No merecen una línea más. Hablemos mejor de verdaderos héroes, de hombres cuya vida e inteligencia son parte de los activos nacionales, de individuos cuya visión y carácter quedaron plasmados en las letras marcando rumbo y poniendo ejemplo a las generaciones venideras. Sobre todo en esta semana que inicia la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL 2014), motivo más que idóneo para abrir y hurgar en nuestro valioso cofre nacional de las letras.

Y aunque el espacio de esta columna es reducido, dejemos que algunos de estos mexicanos ejemplares nos hablen a través de sus textos, quizá encontremos en ellos personas, grupos y coincidencias con el México actual. Reflexiones que nos ayuden a meditar, a valorar lo que tenemos y otros quizá a encontrar el rumbo ¿No cree usted?:

―”Acordaos vosotros siempre de ese negro informe, que a nombre de los europeos ha enviado el consulado de México, donde se nos trata de flojos, apáticos, cobardes, monos llenos de vicios e ignorancia, autómatas indignos de representar ni ser representados”(Fray Servando Teresa de Mier, Obras, Ediciones Cal y Arena, págs. 578-579) ¿No le parece semejante a lo que andan haciendo en Europa los enviados por los golpistas –tomando como pretexto los hechos de Iguala- hablando todo lo mal posible de México?

―”Aquella sociedad cuya plebe se vea con abandono en punto de educación, no debe prometerse ciudadanos útiles, morales, ni subordinados, porque el hombre en el estado salvaje precisamente ha de ser mal marido, mal padre y mal vecino; ignorando los principios de las leyes naturales, divinas y civiles, con todo atropellará cuando se le proponga satisfacer sus pasiones”(Joaquín Fernández de Lizardi, Obras, Ediciones Cal y Arena, pág. 225) ¿Vaticinio sobre los maistros de la CNTE y demás parásitos violentos?.

―”Los nombres de Santa-Anna y de Farías que ocupaban alternativamente el poder, como dos empresarios de compañías teatrales, el uno con su comitiva de soldados balandrones e ignorantes, tahúres y agiotistas desaliñados, y el otro con algunos eminentes liberales;pero con su cauda de masones, de patrioteros anárquicos, y de gente de acción que era un hormiguero de demonios; pero eso sí, cada uno con su Virgen de Guadalupe y su plan de regeneración”(Guillermo Prieto, Memorias de Mis Tiempos, Edit. Porrúa, pág. 43).

”Hay dos clases de oposición: una que llamaremos legal, y es la que acepta las instituciones, y si aspira a cambiarlas es sólo por los medios que ellas mismas establecen, y otras que degenerando en facciosa, conspira contra la Constitución del Estado, y conociendo su impotencia para influir en la opinión, apela a trastornarnos a mano armada, y no se detiene ante ningún medio, por reprobable que sea”(Francisco Zarco, Obras, Ediciones Cal y Arena, pág. 670) ¿Profecía sobre el Peje y socios?

―”Las masas deben ir al escritor independiente, no él a ellas. Porque ni el faro mira a los tripulantes del mar, ni los ríos van a correr junto a las ciudades de la tierra: son los ojos marinos los que se guían por la luz providente del faro y es la humana colmena la que finca su panal a las márgenes de las aguas bienhechoras. Los independientes  son los que escriben sin cuidarse de la bilis del César y los procónsules, los que no sobajan la forma de su arte ni subordinan la substancia de su espíritu”(Ramón López Velarde, Crónicas Literarias, Océano, págs. 79-80).

―”La prensa mexicana ha vivido, desde hace años, dominada por un solo criterio… De un criterio que consiste en sustituir la excelencia… de obtener el éxito del número, éxito que siempre redunda en perjuicio de la calidad…  Se quería amontonar hechos, hechos brutos hasta puede ser que expresivos, mas proscribiendo todo espíritu de interpretación. Pensar era una innovación peligrosa.El periódico no había de ser la escuela del criterio. Su misión sería la de la sonaja de los hechos: aturdir con la información, no dejar tiempo de pensar, de escoger, de preferir” (Alfonso Reyes y el periodismo, H. Musacchio, Conaculta, pág. 77).

―”Los hechos sociales son complejos. La función del intelectual consiste en esclarecerlos y descifrarlos, hasta donde sea posible. Sólo después del análisis se puede, y aún se debe, tomar partido. Pero muchos de nuestros intelectuales han escogido lo más fácil: juzgar sin oír. Algunos se obstinan en proclamar la espontaneidad de la revuelta. Por lo visto no han oído ni leído a los comandantes…  Las negociaciones no pueden seguir siendo un diálogo con encapuchados, como si leyésemos una novela gótica” (Octavio Paz, Sueño en Libertad, Seix Barral, págs. 264, 274). Intelectuales acomodaticios, ciegos, sordos, revuelta y negociaciones con encapuchados ¿le suena familiar?

Como se puede apreciar en los textos leídos, es más que suficiente para darnos cuenta de la enorme riqueza que Dios nos ha dado a través de estos y otros hombres de letras, ya que de los actuales, de los viudos y usufructuarios del ’68, quizá todavía no es tiempo para hacer inventario. Su sobrado protagonismo, su parcialidad, así como su manifiesta ceguera y sordera para interpretar los hechos nacionales, impiden por ahora hacer un balance justo. Nos vemos en la FIL.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

Correos recibidos: Ing. Manuel Huerta G., Rodolfo Aceves, Hilda Udinsky, Armando Ramos, Andrea Platner y la Lic. Yolanda Sainz de G.. A todos gracias por sus comentarios.

e-mail: mahergo50@hotmail.com

JALISCO ¡ DOBLEGADO Y HUNDIDO!

Mientras que el Presidente Enrique Peña Nieto mantiene el rumbo del país con brazo firme en medio de varias tormentas, las peores fabricadas artificialmente por grupos criminales, sus aliados en el mundo político, maistros, y chamacos airados contra la vida (que quieren desquitarse con el que sea); en Jalisco el gobernador, con minúscula, el Congreso local y gran parte de la clase gobernante, ni sudan ni se abochornan ante la situación del país.

El ciudadano reflexivo y pensante observa que los tres poderes en Jalisco parecen vivir en la “isla de la fantasía”, ajenos a la situación nacional como local. El Estado agobiado con severas crisis en distintas áreas, y los funcionarios enfocados en las próximas elecciones y el reparto presupuestal; baste señalar que hasta el mes de octubre los homicidios en Jalisco durante este año sumaban ya 1,197 (datos del SESNSP). Parados en un polvorín son incapaces de olfatear el peligro. Hace apenas un mes un simple grupo de vendedores ambulantes en San Juan de Dios dio muestras de la inutilidad de las policías y la capacidad de vandalismo de los revoltosos.

Pero no, basta declarar al día siguiente su desacuerdo, mandar algunos tuiter (o como se escriba) y levantar la ceja en señal de disgusto. Total, al pueblo todo se le olvida ¿en verdad? Si el actual gobernador llegó al poder es precisamente porque el pueblo que le eligió se hartó (esa es la palabra) de tanta corrupción, incapacidad y menosprecio. Si piensa que es simpático no lo es. Si cree que por capacidad, su pobre gestión al frente del Ejecutivo lo desmiente. Como dijera Colosio en su famoso discurso: “Veo un México con hambre y sed de justicia. Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla… afligidos por la arrogancia de las oficinas gubernamentales. Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad…” (6/Mar/1994).

¿Cómo digerir que un simple despacho de particulares tenga doblegado al Congreso local por un cobro a todas luces producto de un fraude maquinado en complicidad con ex legisladores? Y no cualquier cobro ¡100 millones de pesos! ¿De cuándo acá un particular pone de rodillas a uno de los tres poderes? ¿Quién le dio poder a un simple juez (integrante de un poder distinto) para amenazar con correr y sabe cuántas cosas más a los diputados y ellos aterrorizados debajo de sus curules? ¡Qué vergüenza, en verdad qué vergüenza!, individuos con tan bajo perfil y dignidad no pueden de manera alguna ser representantes del pueblo.

El documento fundatorio para la acción del particular promovida por el dizque despacho “López-Castro” está viciado de origen ¿Cómo justificar la contratación de un particular para no pagar el Congreso de Jalisco sus cuotas  a Hacienda ni al IMSS o lograr rebajas? ¿Es lícito contratar a un despacho en el que se asegura está metido el polémico exdiputado Alfredo Arguelles, claro, con la venia de todos los demás diputados y partidos?, ¿No hubo un solo legislador capaz y civilizado que se apersonara ante esas dependencias? ¿Es entendible que los medios en lugar de hacer su trabajo de denuncia y voz social, presionen para que el Congreso pague lo que a todas luces es un mega fraude contra el erario?

El cinismo ha llegado a tal grado que ya querían pagar con el edificio de Juárez y Corona (el que era de Banamex) y que se compró por la legislatura anterior sin necesitarlo. Si la demanda es la manera tramposa para hacerse del edificio, sin duda que acrecienta la sospecha de un fraude maquinado hace tiempo.

Quienes creemos y fuimos educados en la visión republicana (Facultad de Derecho de la U. de G., por el Maestro Arturo Ramos Romero) no podemos admitir que el poder que debe velar por los intereses de los ciudadanos, se haya convertido en simple botín de partidos en el que el más ambicioso y cínico es el ganador. Un poder que en 1994 funcionaba con poco más de un centenar de empleados y para el año 2014 tiene alrededor de 1300, convirtiéndose en simple agencia de colocaciones de amigos y favoritos(as).

El contralor Alonso Godoy es otro caso emblemático del caos legal que azota Jalisco, del pantano de inmundicia y corrupción que asfixia a la sociedad; en tanto que sus gobernantes viven en sus torres de marfil ajenos al dolor e indignación social. No es posible que el contralor luego de tantas denuncias públicas y escándalos a causa de acomodar las cuentas públicas sobre pedido, permanezca en el cargo. El Presidente Peña Nieto no puede (ni debe) hacerlo todo. Los gobiernos de los Estados están obligados a cumplir con su parte en el pacto federalista.

Y mientras todos estos escándalos e irregularidades suceden, el gobernador de Jalisco solícito les ofrece un abono de $14 millones a la banda “López Castro” (Milenio, 21/nov/2014) ¿Justicia expedita a los bribones y negada a la mayoría? Es obvio que evade sus responsabilidades. Se limita y pone feliz con reuniones de “risoterapia”, con el programa “salvando vidas” (detener conductores ebrios), mientras que las muertes violentas mantienen bajo silencioso terror a los jaliscienses sin que nadie detenga tanta sangre.

El gobierno en sus tres niveles y en los tres poderes, así como la prensa, deben estar a la altura de las circunstancias actuales. No es tiempo ni hay cabida para tibiezas ni improvisaciones (ni para ganar lectores o audiencia a costa de la paz social). El actual clima de problemas y calamidades públicas requiere de las mejores soluciones y los mejores hombres. Tuvimos demasiados años de frivolidad y derroches como para que los actuales ni siquiera se enteren de la situación que guarda el País y el Estado.

A propósito ¿Cuándo sabremos los ciudadanos de resultados en la PGJE de los $74,000’000,000 (setenta y cuatro mil millones de pesos) gastados de manera discrecional por Emilio González Márquez y de los $7,573 millones que le fincó la Contraloría por irregularidades? Los mexicanos denotan cansancio ante tanta corrupción e impunidad; no se diga ver al poder legislativo de rodillas ante un particular. Urge el retorno a la legalidad, al estado de derecho ¿O usted qué considera estimado lector?

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

Correos recibidos: de mi amigo Marcos Shemaría Z., de Uriel Santana S., Mario Alberto R. Haza R., Hilda Udinsky y Javier Angeles. Al encapuchado cibernético que me escribió para tundirme de ofensas, tenga el valor de poner su nombre y charlar civilizadamente (ABS no me dice nada), si es incapaz de hacerlo, absténgase, en este país abunda el primitivismo (¿serán alumnos de los maistros de la CNTE?).

e-mail: mahergo50@hotmail.com

EL «COMPLÓ» CONTRA PEÑA NIETO

No hay dictador ni aspirante a tan deleznable oficio que no sea alérgico a la crítica. Su egolatría les impide ver más allá de su propia persona y aunque se llenen la boca de pueblo, su malsano deseo les lleva siempre atados al centro de los reflectores, reclamando adoración velada o abierta. Un caso verdaderamente demencial y peligroso es Andrés M. López Obrador (a) “el peje”, a quien Krauze calificara como “el mesías tropical” ycuya carrera vandálica se inicia tomando pozos petroleros en su natal Tabasco para incendiarlos ¿le parece actual este método?

La cuestión es que como dictador en ciernes, al pretender la presidencia y ser rechazado por la mayoría de los mexicanos, comenzó a proclamarse víctima de un “compló” en su contra. A todas horas y en todo foro se quejaba del “compló”. Sin embargo el panorama político ha cambiado y viendo López Obrador que sus sueños se esfumaron en las urnas para siempre (al retornar el PRI al poder), una serie de violentos ataques en los Estados donde sus seguidores están políticamente fuertes, exhiben, ahora sí, un complot contra el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto que debe ser exhibido y conjurado.

EL PEJE Y SU PETICIÓN

     Poniendo de pretexto los normalistas desaparecidos (todo indica que fueron asesinados), el “mesías tropical” dos o tres veces por semana pide la renuncia de Peña Nieto. Claro, como buen fósil de la UNAM, desconoce que los cargos de elección popular son irrenunciables. Su enfermizo deseo de poder le impide aceptar que más de 19 millones de mexicanos votaron(amos) por Enrique Peña Nieto, pretendiendo por la fuerza lo que en las urnas se le negó.

¿Podrá entender en un rato de lucidez, si es que tal cosa fuese posible, que en la democracia el voto es el deseo soberano de un pueblo? Lipovetsky describe a esta clase de individuos: “Una nueva figura, mucho más inquietante, se yergue, Narciso, subyugado por sí mismo en su capsula de cristal”. En su mundo de soberbia solo hay espacio para él. Nadie es puro excepto él, nadie es honesto sólo él; por eso pide como orate la “renuncia” de Peña Nieto.

LAS HUESTES GOLPISTAS

     Con la bandera de los normalistas desaparecidos (asesinados, según las evidencias): maistros y normalistas de Guerrero, Oaxaca y Michoacán se han dedicado a destruir y quemar edificios públicos, a saquear supermercados y camiones de reparto, robar peaje de casetas, sumando a sus muchos delitos –todos impunes hasta ahora- la toma del aeropuerto de Acapulco; dañando gravemente como ya se había advertido en esta columna, a ese puerto que vive del turismo y que es la principal fuente de ingresos de Guerrero.

Los normalistas piden vivos a los que ya se dijo fueron asesinados y quemados, y se les olvida que ellos quemaron a Miguel Rivas Cámara (12/Dic/2012) crimen del que permanecen impunes; un trabajador que en acto heroico impidió que incendiaran la gasolinera ¿Y todavía se atreven a pedir justicia? ¿La viuda y familia de Rivas Cámara, no cuentan, su dolor no vale? Hay dolor en miles de mexicanos y estos zánganos anarquistas ni siquiera lo consideran.

PARTICIPACIÓN DE LOS MEDIOS

     En la jerga utilizada por los comunistas había una frase para describir a los que sin saber o con poco conocimiento ayudaban a la causa ¡los tontos útiles! Durante estos días de ira pseudo izquierdista, de aparente indignación (cuando el verdadero motivo es tumbar un gobierno legalmente constituido), un amplio sector de los medios de comunicación ha ayudado a la “causa” más que muchos de los ataques contra edificios públicos, metiendo en la mente de las personas ideas torcidas de un hecho sucedido de un modo y narrado de otro. Donde nadie reclama a los asesinos directos e indirectos (por ponerlos en el poder) y se incita a la sociedad contra el gobierno federal, que en justicia es ajeno y ha hecho hasta lo imposible para resolver esta crisis política, fabricada con inmejorable pretexto por los enemigos del gobierno y de la paz pública.

Periodistas como Carmen Aristegui se han prestado de inmediato a la causa, pues de nadie es un secreto que es fiel seguidora e incondicional del “peje”; así como Prodigy, que de ser una simple empresa prestadora de servicios de internet, en los últimos meses modificó su portal para dedicar notas diarias para golpear al gobierno federal ¿facturas de Carlos Slim por la reforma en telecomunicaciones?

Los dueños de medios están obligados a reconsiderar su postura y responsabilidad social, de lo contrario caos y violencia crecerán. Etica y verdad son divisas indispensables en el periodismo de valía, de lo contrario amarillismo y mercantilismo seguirán desbordados aunque al final del camino todos perdamos y los golpistas sean los únicos ganones en la desgracia. Venezuela es ejemplo.

LA BURGUESÍA RESENTIDA

     La mayoría de la burguesía mexicana, frívola e ignorante de las cosas públicas, interesada en su patrimonio y grupo exclusivamente –con las excepciones de siempre- se la vive llorando por la derrota del PAN. Por 18 y 12 años (Jalisco y México) vivieron en una fantasía, en una disipación irresponsable de recursos propios y prestados que en varias generaciones no se podrán cubrir. Tiempo terrible en el que hordas de improvisados y ambiciosos destruyeron las instituciones, robando y dilapidando los dineros públicos, permitiendo que la fauna delincuencial (de todo tipo) creciera hasta convertirse en el problema nacional número uno.

Este sector, es decir, los dueños del capital (que tanto aman y desean proteger), en sus fiestas, clubes y reuniones y sin mayor argumentación que el dicho del que tenga más dinero, se critica sin justicia y con irresponsabilidad al gobierno de Peña Nieto; pasando por alto que si al gobierno actual le pasara algo, sus muchos bienes quedarían expuestos a la turba de “maistros” y anarquistas que tanto temen. Así que si tomamos todos estos elementos comentados y los analizamos bajo la lente, la imagen del complot se ve con toda claridad ¿En qué bando quedaremos la mayoría de los mexicanos, con los violentos golpistas ó apoyando la legalidad y la República? Hagamos votos para que la sensatez nos una a los mexicanos. El futuro de nuestros hijos está también de por medio. Pregunta final: ¿de dónde sacan los padres de los desaparecidos dinero para estar viajando, traer abogados, publicidad, compañía permanente, y aparte en autobuses robados?

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

Correos recibidos: de mi amigo Uriel Santana Soltero. Muchas gracias por tus palabras.

e-mail: mahergo50@hotmail.com

PONER ORDEN NO ES REPRIMIR

La primera cosa que hacen los funcionarios públicos es “protestar cumplir y hacer cumplir la ley”. Nada más falso, cometen el delito de perjurio. Celosos e implacables hasta lo irracional con el causante fiscal, es decir, con el que sostiene el país, con el revoltoso que delinque (aparentando alguna causa o bandera social) son absolutamente laxos e inútiles.

No queriendo que los confundan con el Presidente Gustavo Díaz Ordaz  (un gran presidente al que lamentablemente se le ha juzgado por una sola acción), tienen pavor para hacer valer la ley. Es letra muerta cuando se trata de encapuchados, de “maistros”, de estudiantes, de saqueadores de tiendas, robadores de autobuses y casetas de autopista, para esta fauna delictiva no hay ley más que la de ellos mismos, convirtiendo la “protesta” de los funcionarios en una burla, en una farsa.

¿Y el pueblo, y los afectados? Para el pueblo y los afectados por las tribus de salvajes ―adoctrinados mediante alguna lección de marxismo huehuenche que ni entiende el maistro que lo explica ni tampoco el que lo escucha―, para los agraviados no hay ley ni gobierno que les proteja. Sólo hay gobierno que le cobra licencias de construcción, para giros, cobros de seguro social, infonavit, impuestos de todo tipo, además de soportar una galería continua de inspectores corruptos y chantajistas, pero ninguna protección contra los zánganos encapuchados que nada más saben destruir pero no construir. Hordas de resentidos sociales que repudian el trabajo y el esfuerzo creyéndose con derecho a pisotear los derechos ajenos y apropiarse con violencia de su patrimonio.

Quienes hemos vivido lo suficiente para ver el retroceso de México en todos los órdenes (en los años ’60 del siglo pasado no había deuda externa, no se vendía petróleo al exterior, era para consumo interno, la producción del campo era suficiente para alimentarnos a todos y vender los excedentes al exterior, las legiones de nuevos profesionistas nietos e hijos de los antiguos peones o trabajadores de las ciudades daban testimonio de los frutos de la Revolución Social de 1910, de hecho un trabajador con el salario mínimo podía sostener una casa, cuando hoy se requieren cinco o seis) somos testigos impotentes de una realidad nada grata, cargada de mentiras y violencias maniqueas al punto de modificar la historia (al estilo 1984 de George Orwell) y criticar a todos los gobiernos del PRI como si fuesen malos y enemigos del pueblo. Tal crítica además de falaz exhibe la mente y el corazón torcido de quienes se han encargado de envenenar a las nuevas generaciones.

Hace medio siglo a las cosas se les llamaba por su nombre. Hoy, cuando en los medios los actores sociales se jactan de libertad, los que fuimos formados en otra sociedad y con otra cosmovisión, vemos que confunden el libertinaje con la libertad. Muestran sin recato sus valores torcidos elogiando al libertino y al destructor (justificando las acciones de artistas pervertidos y anarquistas, cuando los códigos civiles y penales las tipifican como delitos) y condenan al inocente ¿Por qué los golpistas y sus rémoras no han hecho ninguna marcha contra el expresidente narco de Iguala y su mujer? ¿Por qué no han hecho ninguna marcha contra los que lo promovieron al cargo? ¿Por qué no han hecho una mega manifestación contra los narcotraficantes que han envenenado y asesinado a gran parte de la juventud? Resulta verdaderamente absurdo que se unan en marcha contra el Presidente, que además de ser ajeno a los hechos, todavía tengan la locura de pedir que se los entregue “vivos”. La rueda de prensa del viernes 7/Nov/2014, el Procurador Jesús Murillo Karam solo confirmó lo que todos los mexicanos intuíamos, que fueron asesinados desde al principio, sin embargo los golpistas han aprovechado el dolor de esta gente para su deleznable causa sin causa.

Desde el momento mismo que un individuo se tapa la cara se presupone la intención de cometer un ilícito, que por lo general sucede, ya sea tomando e incendiando edificios públicos, saqueando comercios, robando autobuses, la mercancía de camiones de reparto, el peaje de las casetas de autopistas, etcétera. ¿Y el gobierno? ¡Nada, de adorno!

Ya los dijimos párrafos atrás, los valores en este país están torcidos. Se pide productividad y premian a los zánganos. La industria automotriz, que es de las que genera más empleos directos e indirectos y se promueve la bicicleta. Cine y televisión incitan a diario el sexo indiscriminado, incluso promiscuo, y se horrorizan por los embarazos de adolescentes. Exigen la devolución con vida de los chamacos de Ayotzinapa, y con su violencia destruyen día con día la estabilidad, instituciones y bienestar de la República construidos por varias generaciones. Ni qué decir de la imagen del país en el exterior, ahuyentando las inversiones y preparando el caos para los golpistas (que sin duda están felices frotándose las manos) a los que dicho sea de paso no les importa un comino la vida de los normalistas. Ellos van por el poder.

Los “maistros” de Oaxaca, Guerrero y Michoacán no imparten sus clases, se dedican a destruir y sembrar odio en calles, plazas y avenidas, pero cobran puntualmente sus quincenas en el cajero automático y no hay quien ponga orden. Lo primero que se debe hacer es dejar de pagar al que no trabaje, así de sencillo. Advertir a través de los medios a nivel nacional, estatal y municipal, que al que viole la ley se atenga a las consecuencias de los delitos tipificados en ella.

Reprimir es violentar con fuerza los derechos sociales que se piden de manera legítima, no hay tal cosa. En cambio tenemos muchos años soportando turbas que en un abuso del artículo 9º constitucional delinquen, roban y destruyen el patrimonio público y privado sin que haya gobierno que haga valer la ley (preocupados únicamente de su imagen). Han olvidado que es deber del estado, en los tres niveles (y del partido que sea), cumplir y hacer cumplir la ley, lo cual garantiza la continuidad de la República, de lo contrario la pusilanimidad mostrada hasta ahora será tomado por los golpistas como miedo y debilidad. Las Sagradas Escrituras establecen desde hace dos milenios los roles de pueblo y gobierno: “Sométase toda persona a las autoridades; porque no hay autoridad sino de parte de Dios… ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno… porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo teme; porque no en vano lleva la espada…” (Rom 13:1-4) ¿Usted qué considera, estimado lector?

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

Correos recibidos: del Ing. Manuel Huerta G., de Rosa María Valdez, y Ma. Elena Gómez, gracias por sus comentarios.

e-mail: mahergo50@hotmail.com

EL PAPA Y EL PRESIDENTE

Esta semana recordaríamos la gran Reforma del Cristianismo iniciada en la capilla de Wittemberg el 31 de octubre de 1517 (así como sus consecuencias). Sin embargo los hechos actuales nos obligan a tocar dos temas a cual más de importantes, que si bien se originan en mundos tan distantes, a la vez se interrelacionan el uno con el otro ¡religión y gobierno!

En estos días hemos visto el desliz terrible de dos líderes: uno de la iglesia católica, el otro del poder ejecutivo de nuestro país. Igual de graves, igual de dañinos, capaces de desnudar espiritual y políticamente a cada uno en lo suyo.

DESVÍO Y DESLIZ PAPAL

       Durante siglos gran parte de los católicos (las corrientes cristianas emanadas de la Reforma lo rechazan tajantemente por carecer de apoyo bíblico) han creído en la llamada infalibilidad papal; un dogma originado en el 1er Concilio Vaticano en julio de 1870, es decir, de reciente cuño.

Urgidos por espacio e importancia de los temas, nos limitaremos a señalar que la reciente declaración del Papa Francisco abriendo las puertas de la Iglesia a los homosexuales, es contraria a lo que enseñan las Escrituras. El Papa dijo entre otras cosas: “Los homosexuales tienen dones y cualidades que ofrecer a la comunidad cristiana”.

Declaró además en un tono políticamente adecuado –como gustan de hacerlo los jesuitas- “¿Quién soy yo para juzgar a un gay?”Cierto, para juzgar a persona alguna realmente carece de derecho, pero juzgar las malas acciones, no solo es su derecho ¡es su deber! La Escritura dice al respecto: “¿O no sabéis que los santos (es decir, los verdaderos creyentes) han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? (1ª Cor 6:2).

El punto es que si el Papa y los que pretenden diluir una fe cuyas normas han sido establecidas por Dios mismo (Biblia), normas que son inmutables como el Dios que las ha revelado; o no entienden el texto anterior o ya lo olvidaron. Para su fortuna el apóstol Pablo les aclara el asunto y no queden dudas, pues aunque Dios ama al pecador, en su santidad aborrece el pecado. ¡No hay de otra!: No erréis; ni los fornicarios… ni los afeminados, ni los que se echan con varones… heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios” (1ª Cor 6:9-11).

El Papa sabe perfectamente que las relaciones homosexuales son pecado delante de Dios, como igual lo son el narcotráfico, el homicidio, el robo, etcétera. Lo que confunde entonces a muchos feligreses en su grey, es la apertura eclesial sin compromiso a este grupo de manera publicitada y corporativa (sin exhortarles al arrepentimiento y a un cambio de vida).

Las puertas de la Iglesia ciertamente deben estar –en tanto que Jesucristo retorna- abiertas para el pecador que se arrepiente de su vida licenciosa y rebelde, que decide enderezar su vida y rendir su corazón a Dios para encontrar paz y salvación. Pero no pueden admitir al pecador que se regodea en sus faltas, que continúa y desea permanecer en su vida de siempre, pues la Iglesia no es ningún club ni vende membresías al estilo mundano. Hay espacio para todos los pecadores. Pero el camino es recto y angosto y no todos los pecadores están dispuestos a creer de todo corazón, arrepentirse y rendir su vida al Creador. El precio de la salvación pagado en el Monte Calvario fue demasiado alto como para menospreciarlo, para simplemente llenar templos vacíos, sería blasfemo. Esperemos que Roma no siga pareciéndose a la Babilonia del Apocalipsis pues como bien saben, su destino final será trágico y amargo.

ENCUENTRO EN LOS PINOS

     El asunto de los desaparecidos de Ayotzinapa ha estado plagado de dificultades, la mayor parte fabricadas por los golpistas ladrones y saqueadores. Sin embargo el encuentro por cinco horas del Presidente con los padres, abogados y demás padrinos de la “causa” puede considerarse un error muy desafortunado. Primero, porque apenas salieron de Los Pinos y ya estaban hablando mal del Presidente y del gobierno. Segundo, porque después de la estela de destrucción que han originado con sus reclamos directa o indirectamente en Guerrero y algunas otras ciudades del sur (sin cuestionar su dolor de padres, eso es otra cosa) ha ocasionado que los ciudadanos que sostienen de pie este país se pregunten si nomás hay Presidente para los revoltosos y los vándalos ¿o es igual el trato para todos?

El mensaje para los mexicanos que trabajan y se esfuerzan fue pésimo. Decenas de millones de mexicanos en sus penas saben que jamás serían recibidos en Los Pinos, y las penas duelen igual, sean pacíficos y trabajadores, o vándalos como suelen ser los alumnos de Ayotzinapa ¿Premio a los que causan conflictos y mantienen en vilo al país, e indiferencia total para los que trabajan y aportan sin causar conflictos (además de pagar impuestos)?

Eso por un lado, por otro, los padres estamos obligados a saber en qué y dónde andan nuestros hijos. Los padres de los desaparecidos ya sabían a qué tipo de escuela habían metido a sus hijos, que no es otro que un foco de insurrección, formadora de cuadros de esa pseudo izquierda silvestre y anarquista promovida por los zánganos que la controlan (CNTE y demás). Sus hijos no desaparecieron del aula, andaban a 200 kilómetros de la Normal, en camiones robados, algunos armados y su misión era romper una reunión de la esposa del narco presidente municipal de Iguala. Debieran saber que en esas acciones hay riesgos y no exigir que se los devuelvan vivos a toda costa.

Hace siete meses perdió la vida uno de mis nietos, tenía 20 años y era estudiante de medicina. Iba a la playa un fin de semana, en Colima se accidentaron. Su servidor sería estúpido si le exigiera al gobierno que me devolviera a mi nieto vivo (vivo salió de Guadalajara). En la carretera hay riesgos. No se diga en Iguala al pretender romper una reunión de delincuentes metidos a políticos.

Y así como reclaman con tanta energía sus desaparecidos; con mayor molestia los ciudadanos que pagan la educación de los de Ayotzinapa, de Normales y Universidades reclaman resultados. Esperan que su dinero se aproveche en las aulas preparando las generaciones que sostengan a México en al futuro, y no se tire a la basura en hordas de vándalos que no quieren estudiar; que en un manifiesto resentimiento desean mejorar su condición por la fuerza y sin esfuerzo alguno de su parte. Así no es la vida

PROPUESTA O CONCLUSIÓN

     Los líderes religiosos y políticos deben volver a las raíces, a tomar ciencia, sabiduría  y autoridad en aquellas cosas que les legitiman, que no son otras que la Biblia y la Constitución respectivamente. Su trabajo no debe sostenerse en apoyos ilegítimos, en los aplausos del exterior, mucho menos en encuestas o aprobación de ONG’S.

Por su parte judíos, católicos, protestantes, etcétera, deben abrevar de las Escrituras hasta saciar su sed interior lo cual les permitirá conocer la voz y voluntad de Dios, pues por lo que se aprecia, muchos de sus líderes ya usan otros manuales ajenos al Divino (Biblia). Igual los ciudadanos, conocer la Constitución les permitirá pedir u oponerse (dependiendo el caso) a los excesos, omisiones o desviaciones del poder público ¿O usted que considera, lector?.

¡Hasta el próximo sábado, si Dios nos permite!

e-mail: mahergo50@hotmail.com