AYOTZINAPOS: GUERRILLEROS OFICIALES DE LA 4-T

Andrés Manuel López Obrador es tan rudimentario que sólo a tontos (o ignorantes voluntarios) puede engañar. Su cercanía y permisividad con los ayotzinapos muestra a todos su afecto y protección para esta escuela de guerrilleros chafacuyo anarquismo se expresa siempre a través de la destrucción salvaje de lo ajeno, ya sea colectivo, ya patrimonio personal. Destrucciones y robos siempre al amparo de la impunidad que les concede el tabasqueño que cobra como presidente (pero que actúa como si fuera parte de la pandilla ayotzinapa).

¿O no son pandilla los ayotzinapos? En el año 1968, entré como alumno a la Facultad de Derecho (U. de G.) y nunca he visto en Código alguno que los delitos y daños cometidos por estos delincuentes reincidentes estén permitidos, sin embargo, para el gobierno de López Obrador tal parece que sí lo son. Les dejan hacer cuánto quieren y destruir lo que se les antoje (patrimonios de personas, empresas, públicos, e incluso de gran valor histórico) sin que se les moleste a estos remedos de guerrillero. Si el estado cumpliera con su deber, estos nenes berrinchudos, adiestrados en las aulas (pagadas con los impuestos de los mexicanos que trabajan y sostienen de pie a México) a destruir todo y jamás aportar nada, correrían y llorarían como plañideras al ser sometidos al imperio de la ley.

     Y es que, le guste o no al dizque presidente, «LA LEY SÍ ES LA LEY», y él protestó cumplirla y hacerla cumplir. Pero no, nada ha cumplido, excepto sus caprichos, marrullerías, mega desfalcos y cuanta ocurrencia le ha venido a su mente trastornada. Tumbar y destruir una puerta de Palacio Nacional (patrimonio que respetaron hasta los estudiantes en 1968), exhibe tanto a los ayotzinapos, como al presidente y su banda ¿o es gabinete? Porque, de ser lo segundo, no hubieran permitido semejante daño, ni los cometidos en días anteriores. Queda claro que habrían hecho valer la ley y protegido los edificios públicos (así como el patrimonio de particulares utilizado para dañar). Pero si no hicieron valer la ley; entonces actúan como lo primero. Una banda.

Ocioso resulta preguntar de qué viven los padres de los ayotzinapos asesinados (y sus ‘asesores’), ya que al igual que los guerrilleros oficiales de la 4-T, es decir, los ayotzinapos —que dicho sea de paso, jamás se les ha visto en algún concurso internacional de matemáticas, física, química, o de materia alguna, lo cierto es que lo suyo es el desmadre, la destrucción, el robo, el daño a todo lo ajeno, la vida parasitaria y el vandalismo. Igual los padres de los 43 asesinados— se la pasan viajando en camiones robados, días y semanas enteras fueras de sus hogares, sin trabajar y sin explicar de dónde sacan tanto dinero, que tienen años con ese tren de vida. Y como su protector (AMLO), se desconoce de qué vivió tantos años y sin trabajar en nada. Igual esos padres.

Cualquier persona común con una forma honesta de vida no puede ni siquiera andar una semana fuera de su casa a gaste y gaste sin producir recursos. Toda persona lo sabe. Se dicen pobres, pero viven sin trabajar y viajando como si fueran ricos, lo que obliga a preguntarse ¿y de dónde$$$$$? ¿O el rey de cash o los de su ‘causa’ les refaccionan?

     ¿O son riquillos resentidos por eso llevan ese tren de vida, que hasta viajes al extranjero han hecho varias veces, al grado incluso de contar con abogados de planta las 24 horas del día los 365 del año?

Eso, por un lado, por otro, legalmente resulta inadmisible que en esta última gira de diez días por la capital del país los ayotzinapos atacaran y dañaran diversos edificios públicos con petardos, molotov (y camiones robados): la Secretaría de Gobernación, el Senado, Relaciones Exteriores, un Centro de Detención y, como cereza de su inmundo pastel de fechorías, atacado y destruido una puerta de Palacio Nacional sin que el gobierno haya tocado o molestado siquiera a estos delincuentes de largo historial (y demasiadas cuentas pendientes por saldar ante la ley).

Porque no se debe olvidar que los 43 que mataron hace una década, andaban delinquiendo en camiones robados, pero que en sus latrocinios se toparon con otra banda peor (integrada por narcos y policías) que los asesinaron (la averiguación mostró en su momento los hechos con toda claridad). Que no les haya gustado el final y pretendieran hacer pasar a sus hijos como “mártires”, cuando en realidad en ese momento eran delincuentes, es otra cosa. La ley es la ley. Punto.

De hecho, AMLO usó la muerte de estos vándalos (los estudiantes estudian) para ganar simpatías durante su larga campaña a la presidencia. Creó incluso una comisión a la que puso al frente a su alfil Alejandro Encinas, que sólo enturbió las sólidas investigaciones que había, soltando a los asesinos y metiendo a la cárcel al que fuera Procurador de la PGR en ese entonces, al Lic. Murillo Karam, que sólo cumplió con lo que establece la ley, y como pago, los de la 4-T le metieron a la cárcel sin culpa alguna (viejo y enfermo).

     La simpatía de López Obrador por los ayotzinapos (incluidos los padres de los 43) ha sido manifiesta en todo momento. Les ha permitido hacer cuanto han querido sin que la ley les toque. No se atrase un ciudadano trabajador con algún pago recaudatorio, o incumplido con algún reglamento porque todo el peso de la ley caerá contra él. En cambio, para la banda de los ayotzinapos, total impunidad.

¿Por qué? Resulta obligada la pregunta. ¿El compromiso es tan grande que la Constitución y todas los Códigos que han violado estos delincuentes son letra muerta para ellos? ¿O será que la dizque “Normal” es una simple escuela (oficial) de guerrilleros y la puerta derribada de Palacio nacional fue todo un show montado y permitido para que se lucieran los chicos destructores predilectos? Y es que, aunque no quiera ser uno malpensado, a ellos les dejaron llegar hasta Palacio, les pusieron una camioneta a la medida de la puerta, nadie defendió el recinto Nacional desde adentro, y por si fuera poco, al día siguiente ya habían repuesto la puerta derribada ¿Dónde venden puertas históricas a la medida para ser instaladas antes de 24 horas?

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com