DE LA MATANZA DE BABI YAR, A BUCHA

De acuerdo a la abundante literatura popular rusa, la cual casi siempre es un reflejo de lo que son los pueblos, ésta nos muestra que cierto sector de su población es belicosa, que gusta de la violencia hasta llegar a lo irracional, haciendo de los espíritus rectos y pacíficos un verdadero infierno. Igual sucede con otros pueblos de la Tierra.

En su novela “Crimen y Castigo”, el prolífico escritor Fedor Dostoievski, desnuda a través de su personaje central, Rodión Romanovich Raskolnikov, las ideas reinantes de la época; una época que preparara la caída del zarismo y el ascenso de la revolución bolchevique: “Los hombres están divididos en ‘ordinarios’ y ‘extraordinarios’. Los primeros deben vivir en obediencia, y no tienen derecho a trasgredir las leyes, mientras que los segundos tienen derecho a cometer todos los crímenes y violar cualquier ley, precisamente porque son extraordinarios” (cap.V, Tercera Parte). Sin duda que Putin se considera de los extraordinarios.

En un relato autobiográfico en la prisión siberiana, Dostoievski narra con crudeza la personalidad de los criminales (entre los que estuvo una década por sus ideas políticas): “Entre mis camaradas de cadena conocí homicidas tan alegres y libres de cuidado que se podía apostar con seguridad de ganar, que jamás su conciencia les había reprochado lo más insignificante” (La Casa de los Muertos, cap. 1).

Ni qué decir entonces de la horda de criminales nazis (alemanes) comandadas por ese monstruo llamado Adolfo Hitlercuyo gemelo en Rusia se llamaba José Stalin. Raza multicultural de asesinos que en México es representada por los cárteles de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación, La Familia Michoacana, Los Viagras y demás grupos de demonios con apariencia de humanos. Seres que nacieron como cualquiera de nosotros, pero que en sus genes traen la maldad de Caín, aunque refinada a causa de su libertinaje, carencia de escrúpulos y ausencia de todo sentido de humanidad, de afecto al otro, al prójimo. Raza que en el siglo posmoderno queda representada por el genocida ruso Vladimir Putin Pútina.

     Parte  de esta estirpe criminal son también los que hicieron la masacre de Bucha, que no es la única, pero es la más conocida y documentada hasta ahora. Herencia de maldad que bien podemos remontar también a la terrible Matanza de BABI YAR cometida por los nazis en Ucrania en septiembre de 1941, donde en dos días fueron asesinados 33,771 judíos ucranianos, aunque judíos de otros países y ciudadanos de Ucrania y de Rusia fueron también asesinados hasta llegar a los 150 mil muertos (lanzados a una fosa común cavada ex profeso).

     Las masacres cometidas por las huestes de Putin en Ucrania, exhiben a esta legión de demonios asesinos, que como señalara un grupo de ucranianos residentes en la ciudad de México, se están encargando de hacer las obras del ángel caído: “El invasor llegó a robar, matar, y destruir”. Paráfrasis del texto bíblico (Juan 10:10) que señala las obras del diablo.

La invasión maquinada, fría, y perversamente calculada por Vladimir Putin, no es de manera alguna una mala decisión política del dictador. No, es la decadencia absoluta de un hombre cuyo corazón perverso fue cayendo peldaño a peldaño en la escala de la maldad hasta convertirse en el monstruo que todos vemos ahora.

Es el resultado de una vida de maldad refinada que guardaba aparentemente, solo aparentemente, las formalidades de la sociedad humana, pero que al embriagarse con las mieles del poder perdió totalmente razón y límites permitiendo que saliera la bestia que siempre estuvo dentro de él.

     La fotos y videos que hemos visto de la masacre cometida por los rusos en Bucha, carece de justificante o atenuante alguno. Matar a sangre fría a civiles que no les representaban amenaza alguna, solo por el deseo de hacerlo, exhibe el carácter del líder y de sus huestes genocidas.

Lamentablemente y a tan solo 77 años de la segunda guerra mundial, la humanidad no solo se ha debilitado en su visión y disciplina, incluso ha olvidado las lecciones de la historia, intentando resolver los graves problemas de maldad de siempre con retórica posmoderna y frases dulzonas que solo causan risa y menosprecio en los asesinos.

      La ONU es tan solo un club de políticos acomodaticios que lo grave lo soslayan y rehúyen, mientras que a las cosas menores las magnifican para aparentar estar haciendo algo útil. De la OTAN se pudiera decir algo semejante. Y aunque han agotado los canales diplomáticos, lamentablemente el dictador ruso ha perdido ya sentido de la realidad y cual demonio entronizado pretende humillar al mundo entero bajo sus pies. Quiera Dios conceder a los gobiernos la sabiduría y el valor para enfrentar a este demente asesino, mientras que judíos y cristianos conscientes de lo que sucede le pidamos por la paz y protección de los ucranianos. Un pueblo inocente que jamás se imaginó que serían invadidos por este criminal desquiciado.

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com

CORRUPTOS, INEPTOS, Y MENTIROSOS

Sin duda que López Obrador es el presidente más mentiroso en la historia de México (si acaso le compite es el otro López, López de Santa Anna). Lo más terrible y condenable es que para engañar a los mexicanos que le favorecieron con su voto (que antes le negaban a causa de su vida violenta y anarquista), es que durante su campaña decía que “el no mentía, ni robaba”; postura que asumieron sus huestes cubriéndose los lobos con el disfraz de corderos.

     Por solo citar unos casos de mentiras, ineptitud y corrupción: una lista que nos muestra que ciertamente no son iguales a los de antes, ¡SON PEORES! Sí, asegurar una postura y obrar totalmente en sentido contrario es peor. Es la escuela del tartufo, la postura del Gil Blas, la conducta de Don Catrín de la Fachenda.

     Engañaron a científicos, artistas y escritores y algunos periodistas, a los que una vez en el poder: a unos retiraron el apoyo del estado, quitando becas al punto incluso de pretender desaparecer el desarrollo científico, eliminando y persiguiendo a los que sabían para ser suplantados por arribistas incondicionales a la 4-T. Mientras que a los artistas, escritores y periodistas les han perseguido con total desprecio e ingratitud, haciéndoles a diario objeto de sus ataques y descrédito.

     “¡Yo no descalifico a nadie!”, asegura el tabasqueño (refiriéndose a los presidentes de Rusia y China), mientras que todos los días desde su show mañanero ofende y descalifica a periodistas, escritores e intelectuales sin pudor ni respeto alguno (a su lista le ha agregado artistas).

     Igual sucedió con decenas de miles de madres con niños en edad de guardería. Cuando no eran gobierno, atacaron con todo al de Felipe Calderón abogando por el cuidado de los niños, pero una vez en el poder las desaparecieron, dejando a las madres sin la necesaria atención para sus hijos y provocándoles un grave problema que no tenían.

     Engañaron también a millones de estudiantes haciéndoles creer que su educación mejoraría. Sabedores de que la juventud es idealista por naturaleza, les sumaron para su causa y ganaron su voto, solo que al ganar las elecciones no solo les abandonaron a su suerte, sino que han atacado a las Universidades bajándoles los presupuestos (para el tabasqueño todo clasemediero es ‘aspiracionista’, así que los prefiere ignorantes y pobres).

     Ni qué decir entonces de las extorsiones de que son objeto los mexicanos que viven en Estados Unidos por los agentes de migración (INM), corruptos que han llegado al extremo de poner cuota de $400 dólares por persona para permitirles ingresar a su propio país de origen(Mural, 27/Mar/2022).

    De la diputada de Morena por Tamaulipas, Úrsula Patricia Salazar, sobrina de AMLO, a quien se exhibió en días recientes por pedir “moches” a los proveedores. Las grabaciones muestran la vulgaridad y ausencia de escrúpulos, que de haber sucedido estas cosas en el siglo XIX, hubiesen dado a Don Manuel Payno material de sobra para una segunda parte de su obra.

    De León Bartlett, hijo de Manuel Bartlett Díaz, quien le vendió durante la pandemia respiradores al sector salud al doble de su precio (que en el mercado era de $826,000 pesos promedio y él los vendió a $1’550,000 pesos). Y no fue uno, ¡fueron 20!

     Pecado de familia, o mañas hereditarias, dirán otros. Baste recordar queen el primer año de gobierno de la 4-T se le descubrieron a Manuel Bartlett nada menos que 23 residencias de lujo y 2 terrenos en las zonas más exclusivas, por lo que su fortuna asciende a más de $800 millones de pesos.

     La caída de la línea 12 del Metro capitalino, desgracia que además de no tocar a Claudia Sheinbaum (ni a Ebrard) a pesar de las 26 muertes y decenas de heridos y daños multimillonarios; exhibe la corrupción, impunidad y mentiras de la actual mafia del poder. Pero eso sí, a la manera de los cocodrilos, Claudia lloró con un video-reportaje sobre el muevo aeropuerto de Santa Lucía (no digo Felipe Angeles, sería una ofensa para este insigne militar).

     Poder llevado al extremo por el Fiscal Alejandro Gertz Manero, capaz de meter a la cárcel a su sobrina y lograr orden de aprensión contra su ex cuñada de 95 años sin existir delito alguno, sólo bajo el argumento de que no atendieron debidamente a su hermano durante la enfermedad que lo llevó a la tumba. Un fiscal que además de torcer la ley y usarla para dañar a capricho a terceros involucrando en su abuso a jueces y la Fiscalía de la ciudad de México, es otro multimillonario, con una colección de más de 122 autos de lujo que adquirió en 2014 y 2015 por $120 millones de pesos (El Economista, 6/Dic/2021). Además de tener costosas propiedades en Estados unidos, España y Francia.

     Las transas y robos descarados en el Instituto Para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP), al que renunció Jaime Cárdenas por no estar de acuerdo con tanta corrupción (valuaciones mañosas, mutilación de joyas, contratos favorables a ciertas empresas, conductas irregulares en funcionarios, etcétera). Se suponía que el proyecto al que se sumaron algunos hombres de izquierda como él, era otro. La realidad mostró lo contrario: la falsedad, la hipocresía, las transas de los nuevos Tartufos.

    Las mega raterías recién descubiertas en Segalmex (antes Conasupo). Una investigación por desvíos de 800 millones de pesos y una segunda por 4,000 millones, donde se señala que fueron desviados a desarrollos inmobiliarios particulares, incluso en Estados Unidos, corrobora la falsa honestidad de esta troupe de corruptos y mentirosos (ya se sabrán en detalle también las del Banco del Bienestar).

    Y qué decir de la corrupción en las obras emblemáticas. Tanto la Refinería Dos Bocas, como el aeropuerto de Santa Lucía (AFA) y el Tren Maya han aumentado en decenas de miles de millones el presupuesto original, dejando a la imaginación y suspicacia el destino de semejantes sumas, ya conociendo su conducta de doble o triple moral. Claro, la absolución o la condenación mañanera del Papa de la 4-T bastan para limpiar o destruir reputaciones.

     Un gobierno que habla de austeridad y al presidente se le hace poca cosa Los Pinos y mejor se va a vivir nada menos que al majestuoso Palacio Nacional. Que pretende que el pueblo se conforme con un par de zapatos y vivir en la pobreza, mientras que uno de sus hijos vive (mientras no lo descubriera la prensa) en una mansión de Houston y con un tren de vida de millonario, pero que, siguiendo el ejemplo paterno nunca ha trabajado en nada.

     Un sexenio de falacias y engaño, en el que hasta los hermanos de López Obrador (Pío y Martin) han sido exhibidos en videos recibiendo bolsas de dinero en efectivo. Pero, sobre todo, cegar y comprar con el dinero de los mexicanos que trabajan y sostienen el país, conciencias de personas necesitadas (o ambiciosas), lo cual es un acto de corrupción de lo más deleznable por cuanto se creó y diseñó desde el gobierno con todas las agravantes. Lo dicho, pues: corruptos, ineptos y mentirosos.

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com

CARRETERAS, AVIONES Y AEROPUERTOS EXHIBEN AL PRESIDENTE

El actual sexenio ha sido voluntaria e involuntariamente marcado por la aeronáutica. Y es que, por si no le fuera suficiente la mala fama de violento e improductivo que arrastraba de toda una vida, Andrés Manuel López Obrador decidió iniciar su gobierno cancelando la construcción del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco (NAIM), provocando con su desatino una enorme pérdida para el país cifrada en los $331 mil, 996 millones de pesos (ASF, Revista Forbes, 20/Feb/201). Mal inicio y peor presagio de lo que vendría.

Muchos años han pasado en la aviación comercial en México. En el verano del año 1965 viajé por primera vez de Guadalajara a México, no existía el actual aeropuerto de la capital jalisciense, se utilizaba un pequeñísimo edificio al lado derecho del actual. Viajar entonces en avión pudiera decirse que era un lujo y aventura, ya que además de costoso pocas personas lo hacían. De hecho, eran tan pocas, que las páginas de sociales en los diarios narraban la llegada y salida de los viajeros.

Durante el vuelo de poco menos de una hora, las steward o sobrecargos, servían una comida formal en platos de loza y con cubiertos de acero (cosa impensable en estos tiempos de tanto loco y asesino suelto). Todo era elegante y con clase. Las cosas evidentemente han cambiado, esas eran prácticas fifís, dijera el populista que ocupa la presidencia.

Y tan han cambiado las cosas, que la semana anterior tuve que viajar a Monterrey encontrándome con que tanto el vuelo de ida (19/Mar) como el de regreso (21/Mar) venían llenos. Y cuando digo llenos es literalmente llenos. Las filas de asientos que les han colocado a los aviones es una muestra de la indolencia, incapacidad y corrupción del gobierno, pues no hay espacio alguno para estirar las piernas, mucho menos de seguridad.

Mientras que los autobuses día con día implementan mayor comodidad y espacio para el viajero (asientos reclinables, televisión, wi-fi, y demás), paradójicamente los aviones le privan de toda, arrebatándoles el pasaje para treparlos a las alturas con el solo anzuelo del tiempo. Incluso compitiendo en las tarifas (en ciertos espacios). Todo esto ante la complacencia, negligencia e indiferencia del gobierno.

Pero, ¿le importará acaso al presidente López Obrador lo que sucede en aviones y camiones? Por supuesto que no. No le importa la vida ni lo que les sucede a los mexicanos, menos esas minucias. Su interés por inaugurar el elefante blanco del aeropuerto de Santa Lucía (AFA) era en primer lugar, para distraer la atención de los mexicanos del escándalo de su hijo millonario y su mansión en Houston ¡Cómo justificar ese dinero y ese tren de vida cuando nunca se ha trabajado, al menos no como lo hacen todas las personas de bien, las que saben cómo se forja un capital!

La segunda, para mostrar una obra de su fracasado gobierno. Aunque sea una. Una obra mal hecha, mal planeada, construida en un lugar inadecuado, el capricho de un autócrata que no escucha ni recibe consejos de nadie, que en una aparente constancia disfraza su soberbia y tozudez.

      Una obra que no es otra cosa que el capricho de un hombre que se empecinó en querer ser presidente (sin tener en absoluto la inteligencia, el perfil y la capacidad para serlo) reflejando en dicho aeropuerto su propia persona. Sin vías de acceso, lejos de la capital, sin la aceptación de las líneas internacionales (a causa de las carencias y deficiencias en la aeronavegabilidad), sin medios de transporte, sin hoteles, sin restaurantes, sin áreas comerciales ¿quién en su sano juicio invertiría para perder?, haciendo el ridículo de convertir la inauguración (21/Mar/2022) en un simple tianguis.

Un tianguis que no se justifica pues hasta donde se sabe ya se le han gastado más de $75,000 millones de pesos. Sin embargo, el asunto conlleva implícitos muchos otros problemas que el gobierno pretende ocultar. No es la simpleza del ahorro de tiempo al viajar. De hecho, entre el viaje al aeropuerto, las dos horas antes del vuelo, el viaje, la recepción de equipaje y demás, un vuelo de Guadalajara a México y viceversa, casi sale igual viajando por la autopista vía Michoacán.

La cuestión, y por demás grave, es que gran parte de las carreteras del país están tomadas por las bandas delincuenciales, lo que impide que los ciudadanos (y los turistas extranjeros) las utilicen por miedo a ser asaltados o asesinados, sin que el gobierno de la 4-T haga absolutamente nada por evitarlo. Su intervención se limita a que después de una masacre o un hecho delictivo escandaloso saquen a pasear camiones con soldados y guardia nacional, declaren, pero hasta ahí. La inseguridad permanece. Estados como Zacatecas, Colima, Tamaulipas, Veracruz, y grandes zonas de Guerrero, Sonora, Sinaloa, Jalisco, Oaxaca, Guerrero, y otros se han vuelto intransitables. Son propiedad de asesinos y salteadores.

Así que toda esta farsa del presidente; de pretender vender la idea de un aeropuerto de escenografía (para cubrir su desatino y derroche históricamente injustificable), es tan solo la exhibición de su terrible fracaso. En lugar de poner orden en las carreteras y limpiarlas de la terrible fauna criminal que se ha apropiado de ellas; de vigilar que las aerolíneas concedan al viajero un trato digno y con seguridad, de permitir que las líneas de camiones retomen sus rutas con seguridad y la regularidad de antes. A la manera de los merolicos que pululaban el zócalo capitalino en los años ’60 y ’70, vende la idea de un aeropuerto internacional (sin vuelos al extranjero) entre los gritos de los vendedores de tlayudas y souvenirs con su figura. Aunque la verdad sea dicha, solo se exhibe el presidente.

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com

MÉXICO ¡MAS MUERTOS QUE EN UCRANIA!

La humanidad se encuentra en grave y profunda crisis de ingobernabilidad. En el caso de México, bañada en un mar de sangre con más de 120 mil asesinados en lo que va del terrible sexenio de López Obrador, azotada por una plaga que ha cobrado más de 600 mil vidas, mermada su economía, salud, estabilidad, y con un estado de derecho colapsado. Un país enlutado, dividido y carente de esperanza alguna a causa del obradorato.

Y por si algunos dudaran todavía el rumbo político del régimen, AMLO anuncia para el absurdo aeropuerto de Santa Lucía (F.A.) la salida del primer vuelo internacional con destino nada menos que a “VENEZUELA”. Sí señor, a Venezuela, nos suponemos que el comercio y el turismo con ese país en quiebra son tan atractivos y abundantes, que había que iniciar ese inadecuado y caprichoso aeropuerto justo con un vuelo al país caribeño. ¡A no ser que México exporte capital, e importe gorilas golpeadores y mafiosos de todo tipo preparados por Maduro!

La ley de grupo, “los patos con los patos”, señala el refrán. Los populistas, arrogantes, ineptos y violentos se han aglutinado tratando de fortalecer su bloque de estulticia, y en un acto al estilo de las pandillas, amedrentar a los sufridos pueblos que padecen los malos e ineficientes gobiernos de México, Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua.

    A su incapacidad le han agregado el malvado y anti democrático deseo de querer perpetuarse en el poder, intentando con ello hacer de los ciudadanos simples esclavos; como sucede ya en Michoacán, Zacatecas y algunas otras zonas y regiones del país (como en Guerrero, Veracruz, Tamaulipas y Jalisco), en las que los ciudadanos han dejado de serlo, para convertirse en simples esclavos sujetos a los deseos y pasiones de gobernantes y de las hordas de delincuentes. De trabajar para otros y dejar de ser dueños de sus vidas y patrimonios. Peor aún: ¡de ser asesinados en cualquier momento y por nada!

Y es que no hay gobierno. De hecho, el poder lo ejercen los criminales y el gobierno federal se dedica únicamente a tres cosas: a cobrar impuestos a los que trabajan (micro, pequeños, mediano y grandes empresarios), regalarlo a manos llenas a los que no trabajan, y a promover elecciones todo el año con el fin de ya no soltar el poder.

     Como se vio en las pasadas elecciones de 2021, en las que el gobierno de López Obrador con la ayuda de las bandas de criminales, obtuvo (mediante la violencia, la intimidación y sangre derramada de candidatos y políticos) los gobiernos estatales del corredor del Océano Pacífico, así como San Luis Potosí, en el que un hombre con vínculos con grupos criminales y antecedentes resultó “ganador”, propiciando con estos actos de corrupción y violencia extrema, la apropiación ilícita del país.

Habiéndose comprometido a acabar con la violencia y la inseguridad en seis meses, López Obrador no solo no ha tocado a los criminales, sino que con su política de “abrazos no balazos” muestra la simpatía, amistad o complicidad con ellos. Una vez en el poder y luego de varias masacres y robo masivo de gasolinas a lo más que se atrevió fue “a acusarles con sus mamacitas”. Es de suponer que los criminales no durmieron esa noche con semejante susto.

De esta manera los criminales día con día acrecentaron su maldad y perversión, sumiendo a los mexicanos en un estado de terror y estrés continuo, ya sea asesinándoles, secuestrando, robando, asaltando o extorsionando (cobro de piso o impuesto criminal), haciéndose de la noche a la mañana ‘dueños’ de negocios, casas, ranchos, huertas, cultivos, bueno, hasta del trabajo de taqueros, taxistas y demás sin que el gobierno defienda NUNCA a los indefensos y aterrorizados mexicanos.

En días recientes, y quizá por casualidad, el Ejército detuvo en Nuevo Laredo a un jefe de asesinos y delincuentes ocasionando con su atrevimiento que el gobierno de los criminales se enfureciera, convirtiendo la ciudad en un campo de batalla en llamas que no le pide nada a Kiev. Es más, los ucranianos se pueden defender de los invasores rusos. En nuestro país no. Es obligación y exclusividad del gobierno hacer uso de la fuerza. Claro, en la teoría. En la práctica, no mueve un solo dedo para detener esos actos terroristas.

     Las televisoras y los diarios mostraron la TOMA INCENDIARIA DE NUEVO LAREDO por los criminales (atacando incluso el Consulado de Estados Unidos). Lo peor de caso es que teniéndonos acostumbrados a ser protectores del pueblo mexicano, por primera ocasión, el Ejército hizo una declaración absurda: “…que no sé reportaron heridos ni muertos”.

Y como si se tratara de mostrar a todo el mundo quien manda en México, las bandas criminales TOMARON TAMBIÉN LA CIUDAD DE COLIMA y CUAUHTEMOC en ese sufrido Estado, aterrorizando a la población e imponiendo su poder a través de la muerte, balas, fuego y violencia.

     ¿Y cuál fue la respuesta del gobierno? La de siempre: mentir y sacar a pasear camiones con militares y guardias nacionales para aparentar que hacen algo, cuando lo cierto, es que, si quisieran acabar con esa plaga, el Ejército Mexicano tiene el equipo, poder y recursos técnicos y tácticos para hacerlo. Pero se necesita la decisión política del Poder Ejecutivo que les ordene.

Para dejar las cosas en perspectiva, queda decir que en Ucrania han muerto por la guerra 690 civiles (hasta el 17 de marzo). Mientras que en México en enero (2022) fueron asesinados por los criminales 2,427 personas y en febrero 2,260 (cifras oficiales). Además 52,000 cuerpos sin identificar que Alejandro Encinas declaró que se encuentran en los SEMEFO. De manera que la revocación de mandato en una farsa del autócrata, que, si tuviera un poco de seriedad y dignidad el presidente, ya se hubiera ido a la manera que lo hizo Amadeo de Saboya en España.

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com

MÉXICO EN MANOS DE LOCOS Y ESOTÉRICOS

Ni cómo alentar esperanzas. Por más que se le busca a los políticos gobernantes (sin distingo de partidos) algún atisbo, lo cierto es que no lo hay. Ellos mismos se encargan de echar por tierra las ilusiones de los mexicanos, sobre todo de los que piensan y no están sujetos anímicamente a las limosnas que mes con mes les dan en medio de humillaciones, madrugadas y exposiciones a contagios. Lo peor es que ni siquiera ven que el dinero es de los impuestos de los mexicanos que trabajan y no de los políticos (dinero que más temprano que tarde se comenzará a agotar en la medida que el pago de impuestos vaya disminuyendo; cosa que sucederá en la medida que el gobierno les abandone o apriete más, o los delincuentes les asesinen o asfixien con los chantajes).

      ¿Cómo esperar la mejoría de México con un presidente que de tal solo tiene el nombramiento? Que su formación y bagaje intelectual son de un simple anarquista bloqueador de calles y organizador de manifestaciones. Nada más.

Que habiéndose dicho “cristiano” evangélico durante su campaña, el día de su toma de protesta y habiéndosele colocado la banda presidencial, salió al Zócalo de la capital del país y en un templete montado ex profeso, se arrodilló ante brujos para que le hicieran toda clase de ritos, que de acuerdo a las Sagradas Escrituras, son ritos demoniacos condenados enérgicamente por Dios (Deut 18:9-12).

Así que todo lo dicho al respecto durante sus muchos años de candidato itinerante resultó simple y pura mentira. Una farsa de un hombre que supo cómo engañar a muchos para obtener su simpatía y votos. Un hombre cuyo cristianismo es tan falso como su capacidad para llevar a cabo las tareas de presidente. Ambas cosas le han mostrado como embustero, como impostor e incapaz.

Pero no está solo. No señor. El pasado viernes 4 de los corrientes, un grupo de senadores (hombres y mujeres) se reunieron en el Patio del Federalismo de la cámara alta, respondiendo al llamado de un brujo que les convocó dizque “para evitar pleitos y pugnas”. ¿En verdad, ese es el tamaño intelectual, moral y republicano de los senadores?

El solo considerar la idea de que los más altos representantes de los mexicanos crean y se presten para semejantes cosas, echa por tierra cualquiera idea de preparación, altura de miras y visión republicana. Ante una cosa así surge de inmediato la pregunta ¿y en manos de quién estamos? Quedando como respuesta el título del presente artículo ¡en manos de locos y esotéricos!

¡Y cómo no calificarlos de esta manera, si desde las curules se ha apoyado la fumada de mariguana (y prohibido el tabaco), la promoción de conductas sexuales antinaturales, la promoción de una chiflada, mariguana y lesbiana para una embajada, entre muchas otros disparates y vergüenzas nacionales!

Para los lectores no informados acerca de este reciente desvarío vergonzoso para México y desalentador para los mexicanos, se hace saber que los senadores(ras): Eduardo Ramírez Aguilar y Xóchitl Gálvez, presidentes de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Asuntos Indígenas respectivamente, así como la titular de la comisión de Igualdad de Género, Martha Lucía Micher Camarena, el de Marina, Eruviel Avila Villegas y Nuvia Mayorga Delgado se reunieron en torno al brujo, que según se dijo era mazahua, cuestión que a final de cuentas poco importa, pues lo condenable e injustificable son los hechos, no el brujo al que se sometieron.

Un país sumido en la ilegalidad, en la pérdida del estado de derecho, que mira con desesperación como día con día se aleja la vida republicana, y los senadores extraviados no solo de sus importantes y necesarias tareas, sino entregados a tonterías que reflejan su nivel intelectual y moral.

En mi juventud gocé de la amistad de varios miembros de la Liga Comunista 23 de Septiembre y otros del Frente Estudiantil Revolucionario. Algunos de ellos se declaraban comunistas y en su congruencia ideológica, si rechazaban la existencia Divina, de igual manera rechazaban toda expresión de ocultismo.

Pero como todos sabemos, este siglo XXI nos ha deparado grandes sorpresas e incongruencias: políticos que todos los días declaran ser de izquierda pero que les encanta la buena vida, los lujos (bueno, hasta casas en Houston, departamentos en Nueva York, o penthouses en Texas), los buenos autos (incluso colecciones de decenas de Mercedes Benz), el dinero, y demás cosas que en el siglo pasado identificaban y gustaban a los burgueses. Como también nos ha mostrado una galería de locos que por hoy no se señalan, pues gozan de fama pública, y aun así, detentan —para desasosiego de los gobernados— cargos públicos de gran importancia y relevancia para el país.

COLEGIO DE PERIODISTAS DE JALISCO

     El pasado jueves 3 de los corrientes, el Colegio de Periodistas de Jalisco renovó su nueva directiva, recayendo la presidencia en el compañero José Manuel Barceló, a quien se le desea sabiduría y buen desempeño durante su gestión.

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com

LA HIPOCRESÍA DEL PRESIDENTE

Cada vez resulta más difícil admitir a Andrés Manuel López Obrador, no como persona, lo cual puede resultar fácil, sino en su calidad de presidente de México. La manera como se ha conducido y ha conducido al país, así como sus acciones, incapacidad e inacciones, son a todas luces inadmisibles. Un hombre al que la historia ya reprobó y la ley requiere de enjuiciarlo.

La forma irresponsable como enfrentó la pandemia de coronavirus (que inicialmente minimizó y consideró sin peligro alguno), y que como se recuerda, no quiso gastar en pruebas manteniendo incluso los aeropuertos y vías de ingreso al país sin control alguno, permitieron que México se convirtiera no solo en víctima de su irresponsabilidad, sino en uno de los países con más muertos del planeta y millones de infectados (la cifra real debe ser cuando menos el triple que la oficial). Más de 600 mil personas muertas directa o indirectamente por el coronavirus (y sus variantes) son y deben ser causa de juicio contra el presidente y los responsables de la Secretaría de Salud (López Gatell al frente) por el delito de lesa humanidad.

Por tres décadas se ha escrito en esta columna que Andrés Manuel López Obrador es una persona violenta, incapaz de aportar al país cosa alguna que no sean problemas, chantajista y anarquista profesional; y no obstante sus muchas limitaciones, logró finalmente engañar a millones que, cansados de los robos y malas decisiones de diversos gobiernos, le concedieron el voto a la presidencia, sin revisar siquiera sus antecedentes y perfil. Un perfil ajeno absolutamente a la presidencia de México debido básicamente a su carácter malformado, su ignorancia, incapacidad, poca inteligencia y sobrada belicosidad (a lo que habrá de agregarse un egoísmo recalcitrante, una conducta mitómana enfermiza, así como la incapacidad para autoanalizarse y mucho menos para admitir sus gravísimos y cotidianos yerros).

      Como todos los de su clase, jamás admite sus errores, como tampoco escucha consejo alguno. Lo único que escucha es a sus lacayos más cercanos que azuzan su belicosidad convirtiendo en un verdadero monstruo a quien lamentablemente ocupa la presidencia de México. Claro, en el aspecto legal, ya que en el de los hechos EN MÉXICO NO HAY PRESIDENTE y los problemas se acumulan sin resolver, sumiendo al país en un pantano de sangre, violencia e inestabilidad.

       Lo más grave de todo son su permisividad, indiferencia o complicidad para con las bandas de criminales que azotan al país de norte a sur y de oriente a poniente. Para ellos abrazos (y no balazos), de hecho, es a los únicos que les ha cumplido. Habiendo prometido públicamente acabar con la violencia, no los ha tocado siquiera y aunque aparentó hacer algo, lo único que ha hecho es aliarse con el Ejército, vestirlos de Guardia Nacional, y sacar a pasearlos por el país sin hacer absolutamente nada por detener a los criminales y poner orden.

     En sus poco más de tres años de mal gobierno la sangre ha corrido por ríos en México, permaneciendo el ‘presidente’ en absoluta calma y sin remediar en nada el problema. De hecho, día con día les fue cediendo territorio a los facinerosos al grado que ya dominan pueblos y regiones enteras del país (con todo el dolor y daños que esto ha traído a miles de familias de mexicanos que han abandonado todo, incluyendo sus esperanzas).

Si cuando menos diez millones de mexicanos hubiesen percibido que López Obrador entregaría el país en manos de los delincuentes y que Estados como Michoacán, Guerrero, Zacatecas, Colima y Veracruz (así como otras regiones del país, incluyendo Jalisco) y que sus habitantes gradualmente serían sometidos, extorsionados, asesinados y finalmente expulsados de sus pueblos y comunidades por las hordas de criminales, queda claro que no le hubieran dado su voto. Pero cayeron en el engaño de un mentiroso profesional (igual que Vicente Fox).

Y aunque no le guste al presidente, más que una guerra con 112,000 muertos (y se admira de lo que ocurre en Ucrania, donde la invasión rusa causó el primer día 57 muertos; mientras que en nuestro país un promedio de 100 son asesinadas todos los días) lo que en México se ha visto es el EXTERMINIO DE LOS CIVILES POR LAS HORDAS CRIMINALES, las que además de tener el control del gobierno y de los ciudadanos aterrorizados, les cobran piso o impuesto, convirtiéndoles en meros esclavos ante la indiferencia del presidente y su ‘gabinete’.

Es tal la desvergüenza del presidente, que el primer día de la invasión rusa se atrevió a declarar que “seguirá promoviendo el diálogo en Ucrania” (El Informador, 24/Feb/2022). ¿En verdad se atreve a tanto? ¿su frivolidad y palabrería han llegado a tal extremo de deshumanización? Semejante declaración es una bofetada en el rostro de millones de ciudadanos afectados por la delincuencia en una u otra forma (además de los afectados por la falta de medicinas y atención médica y abusos de funcionarios de diversas dependencias).

Y es que, mientras que para cientos de miles de mexicanos que lloran a sus muertos (asesinados por los criminales a los que les ofrece abrazos) o han sido desplazados de sus casas, negocios, ranchos, tierras y huertos, dejando literalmente todo atrás de ellos. PARA ELLOS NO HAY DIÁLOGO. López Obrador ofrece “diálogo en Ucrania”.

El presidente se limita a disfrutar el enorme Palacio Nacional, que, dicho sea de paso, NO ES SUYO, es propiedad de la nación, por tanto, de todos los mexicanos, no es de él ni tiene porque estar viviendo allí. Lo cierto es que en lugar de juntar su gabinete e implementar medidas para combatir a los asesinos y bandidos que tienen ya controlado el país y cobrando impuesto de guerra a los indefensos y aterrorizados ciudadanos (extorsiones o cobro de piso), el ‘presidente’ se levanta todas las mañanas a organizar su show para atacar a los periodistas y a todo aquel que se atreva a contradecirlo.

Así es, él sólo tiene tiempo para atacar, pelear y difamar a los periodistas y a cuanta persona se atreva a cuestionarlo. Es tal su hipocresía y soberbia desbordada, que en esta semana se atrevió a atacar sin ningún respeto a Antony Blinken, Secretario de Estado norteamericano, así como al gobierno de Austria (entre otros). Los ciudadanos y grupos de poder en México (así como los altos funcionarios que realmente su compromiso es por la Nación) están obligados ya a demandar al presidente que cumpla con sus deberes de gobierno, o que se vaya de inmediato. El país está en condiciones por demás lamentables y el estado de derecho es solo una simulación. De no hacerlo de inmediato, el caos está a la puerta.

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com

ORQUESTA HIGINO RUVALCABA: AGRAVIADA Y PLAGIADA

No cabe duda que vivimos tiempos extraños y decadentes, tiempos en el que el blofero y el mentiroso son escuchados y el veraz despreciado y agraviado. Algo así le está ocurriendo a la excelente Orquesta de Cámara, Higinio Ruvalcaba de la Universidad de Guadalajara, grupo que ha forjado paso a paso y mediante un grande esfuerzo y disciplina: un sitio de prestigio y honor, no solo en nuestra ciudad y el país, sino incluso a nivel internacional (muchas de sus grabaciones se pueden ver y escuchar en youtube)

Por desgracia le está ocurriendo algo semejante a lo que padece nuestro país, que, habiendo caído en manos de líderes improvisados y ambiciosos, los estragos se notan cotidianamente a causa de sus pésimas decisiones. Del país lo decimos semana a semana, ya que como todos los lectores asiduos de esta columna periodística lo saben, hemos narrado y dejado constancia de los continuos desatinos de un gobierno, que además de incompetente, da palos de ciego o decide en base a los caprichos del presidente, sumiendo al país en el fango de la desgracia, la pobreza y la incertidumbre.

Algo semejante está ocurriendo en el mundo cultural, y no solo en la música. Por ejemplo, siendo nombrada Guadalajara “Capital mundial del Libro 2022”, en lo personal, ni siquiera se me ha invitado a evento alguno, siendo que por 27 años participé como expositor en la FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE GUADALAJARA, una década como encargado del Stand de Autores Independientes, y por 17 años con un stand propio; invitado, además, por la Hora Nacional como el Decano de los Escritores de Jalisco. Autor de 31 libros, muchos de los cuales son parte de las grandes Bibliotecas del mundo, por señalar algunas:

—Harvard, Yale, Stanford, Columbia, Tulane, Chicago, UCLA (diversos campus), Texas, Arizona, Arizona State, Duke, Princeton, Princeton T.S., Notre Dame, New Mexico, Indiana, Cornell, Brown, Univ. Hebrea de Jerusalén, Univ. De Toronto, Instituto Iberoamericano de Berlín, Univ. De Hamburgo, Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid, Oxford, Colegio de México, U. de G., y decenas más.

¿Cómo entender que se acepte semejante nombramiento para nuestra ciudad, y los escritores, que se supone somos los invitados de honor a esta fiesta por años esperada, ni siquiera seamos considerados? Y eso que soy tapatío ¿Qué sería si fuera de otro Estado?

Lamentablemente y contrario a lo esperado, es la situación padecida por los integrantes de la Orquesta Higinio Ruvalcaba de la Universidad de Guadalajara, la cual fue creada y formada con el rigor requerido para este tipo de grupos por los maestros Vladimir Milchtein y Konstantin Ziumbilov, en cuyo historial profesional se encuentra el haber sido Fundadores de la Orquesta de Cámara Solistas de Rusia hace 32 años, así como fundadores de la ahora famosa y prestigiada Orquesta Higinio Ruvalcaba.

Sin embargo, y como suele suceder en el presente, algún funcionario de cultura con poco tacto y reprobado en conocimientos de música, ha estado bloqueando e intentando dañar a la referida orquesta (incluso apropiársela), sin considerar en absoluto la ofensa a las personas, el menosprecio a su trabajo y valiosos talentos, como también el daño ocasionado a la Orquesta (que ha llevado 15 años en formarse, en forjar y pulir la maestría de sus integrantes).

A tal punto ha llegado la ruindad de quien ha estado haciendo todo este daño (sería muy bueno saber de manera pública quién ha estado tomando semejantes y tan dañinas decisiones), que en días recientes, se supo que en el Pabellón de México en Dubai se ha programado la presentación de la Orquesta Higinio Ruvalcaba.

Cuestión que sería un gran acierto y una manera de que México sea honrado en el extranjero por el talento de sus artistas y maestros que les han forjado y pulido. El problema, y grave, es que han incluido en el programa a la Orquesta, pero la Orquesta Higinio Ruvalcaba no ha sido invitada, sino que intentan llevar una “orquesta patito” con la pretensión absurda y dolosa de hacerse pasar como tal. ¿A tal grado de corrupción hemos llegado en el país que no les importar suplantar y pasar por profesionales a personas que carecen del talento y la maestría? ¿A exponer a México en el extranjero al ridículo nomas por viajar y hacer turismo a costa del erario público?

Porque, dicho sea de paso, la Orquesta Higinio Ruvalcaba ha viajado y tiene un prestigio logrado y ganado a pulso, prestigio que, de no remediarse por las autoridades involucradas, además de dañar la reputación de los músicos que la integran, se corre el grave peligro de ser exhibido el país por improvisados que desean viajar, peor aún, hacerse pasar por quienes no son.

     Si no quieren llevar a la Orquesta que no la anuncien, pero no usen su nombre y prestigio para engañar a los organizadores del Pabellón de México en Dubai, y mucho menos deshonrar al país. Ni México, ni la Orquesta Higinio Ruvalcaba (sus maestros e integrantes), como tampoco la buena música y el mundo cultural, merecen ser ofendidos.

México requiere, y esto con urgencia, el retorno a liderazgos con visión, sabiduría, conocimiento, altura de miras y mesura en sus decisiones. Nos hemos poblado de mediocres e ignorantes en el gobierno y en otros niveles de decisión, lo cual nos hace recordar la pregunta de los personajes del Pedro Páramo, de Rulfo, y con esto concluimos: “Este mundo, que lo aprieta a uno por todos lados, que va vaciando puños de nuestro polvo aquí y allá, deshaciéndose en pedazos como si rociara la tierra con nuestra sangre ¿Qué hemos hecho? ¿Por qué se nos ha podrido el alma?”

¡Hasta el próximo sábado si Dios nos permite!

Email: mahergo1950@gmail.com